UN MISTERIO...



UN MISTERIO

Los últimos cátaros en el Montsant pasaron por aquí...el camino Real...calzadas romanas...el Camino de Santiago...y los árabes de por medio...
camelopardalis.ilion@yahoo.es
©de los textos y fotos propias. Para usar, solicitar permiso del autor.

martes, 16 de noviembre de 2010

REMEDIO NATURAL PARA FISTULAS Y CICATRIZACION DE HERIDAS



Hace un tiempo decidí averiguar si mis amigas las plantas podían ofrecerme su ayuda, siempre tan desinteresada, en el caso de la fístula anal que le salió a nuestro senior, el perro Tom. Es muy viejito, y estas heridas de la piel son difíciles de curar en perros de avanzada edad. La medicina normal no resultaba eficaz, ya que se apreciaba mejoría a los pocos días, pero una vez retirado el tratamiento, la herida se abría otra vez. La terapia consistía en pomadas de farmacia.
Ya cansada de las recidivas, pasé a la consulta de los libros de fitoterapia, que aunque son siempre referentes a humanos, valen casi al completo para nuestros amigos animales. Y decidí probar con la caléndula.
Esta margarita de los jardines se encuentra también asilvestrada en los terrenos baldíos o en las laderas de zonas soledadas. Tiene propiedades calmantes para los ojos, pero no lo he probado. De lo que sí puedo daros fe es de la eficacia en el tratamiento de fístulas, abcesos y heridas de difícil cicatrización.
Tomé unas cuantas cabezuelas de flores e hice una infusión con ellas. Con una gasa (algodón no, que se quedan hebras enganchadas en la herida) lavé la herida de Tom una vez al día con la infusión resultante. Al cabo de 7 días la herida estaba cerrada.
Aunque es inevitable que se vuelvan a producir, dado la avanzada edad del animal, basta con ir vigilando y cuando veamos que tiene intención de reabrirse la herida, volvemos a realizar los lavados con la infusión. Funciona.

Foto de la caléndula obtenida de Wikipediahttp://es.wikipedia.org/wiki/Archivo:Calendula_officinalis1.jpg