CÓMO SOBREVIVIR EN UN ENTORNO SEMIÁRIDO.
APRENDE CON NOSOTROS A USAR LOS RECURSOS BÁSICOS DE LA AUTOSUFICIENCIA.

sábado, 11 de febrero de 2012

EMPIEZA LA TEMPORADA DE HUERTO EN LA SISQUELLA

Primera plantación oficial de semillas de la temporada 2012: las espinacas están dispuestas en estas bandejas, para ser cultivadas dentro de la casa de madera, a buen resguardo de los fríos que nos acosan. Hay dos bandejas: no caben más, sino ya no podremos movernos.
Este año, el huerto va a presentar una interesante novedad: la malla de sombraje. Hemos visto esto en algunos cultivos de judías tiernas en la zona del Pirineo, y en cultivos de tomates en la comarca de l´Anoia: consultados al respecto, los payeses decían que estaban hasta las narices de tanto achicharramiento, y además era una protección contra el granizo. Aunque hay gente reticente a su uso, pues dicen que el tejido de la malla absorbe ciertas longitudes de onda de la luz solar y cambia el espectro, nosotros la vamos a utilizar. Veremos los resultados.

2 comentarios:

juli dijo...

Vi una vez un estudio en el que analizaban los diferentes sabores en frutales cultivados bajo mallas de distintos colores.
No creo que perjudique para nada en los meses de pleno verano, ademas te pueden salvar de una granizada tal como comentas. Por aqui hay huertos supercuidados con estas mallas, o incluso alguno con una especie de loneta blanca(cuestiones de reciclaje imagino) . Solo le veo dos problemas, el precio y la estructura para que no salga volando

robin dijo...

Pues eso me tranquiliza, porque he conocido gente que asegura que si son de color verde interfiere en la absorción por parte de las clorofilas en esa longitud de onda...les parecía muy yuyu la idea. Pero las pirenaicas judías verdes de la Pobla de Lillet estaban fantásticas. Yo también pienso que no influye para nada en lugares donde la insolación es tan fuerte como en nuestros feudos. La malla ya la tenemos, la que nos regaló Mika este verano, y la estructura de hierros también. Sólo falta que el ventet dels collons no nos lleve en volandas...