CÓMO SOBREVIVIR EN UN ENTORNO SEMIÁRIDO.
APRENDE CON NOSOTROS A USAR LOS RECURSOS BÁSICOS DE LA AUTOSUFICIENCIA.

miércoles, 9 de mayo de 2012

LA VENTANA FLORIDA

Qué bonito asomarse a la ventana y tener a mano perejiles, cilantros, caléndula, salvia y estevia. Qué bonita mi jardinera de aromáticas...el jardín de la oca va viento en popa. Va lloviendo: esta noche, sobre las dos de la madrugada, otro chaparrón...y cada día, así, un poquito de agua...no hay que regar. Lo único: como véis en la parte inferior derecha de la pared de la casita, la argamasa, al mojarse, se desprende. Pero no importa, como es gratis, se hace más y se repone. Esos fueran todos los males...

4 comentarios:

Dorisalon dijo...

Intuyo una vida muy relajada y sana... Envidia cochina es lo que tengo! Un abrazo

Robin dijo...

Si logramos vender la casa de la urbanización y quedarnos ya sin ataduras con el mundo exterior, esto es una gozada, de verdad. De todas maneras, pase lo que pase, te diré que estos dos últimos años han sido los mejores de nuestra vida. De lo único de lo que nos arrepentimos es de no haberlo hecho antes, de verdad.

Candela dijo...

Robín . esa ventana me encanta y para los que les gusta filosofar un poco ..
¡El mundo se ve mejor desde esa venta! Es una de las cosas de las que puedes presumir o hablar con experiencia , ya lo has dicho en el comentario anterior , lo mejor de esa vida es ver el mundo desde una ventana como esa , para los que nos gusta asomarnos y ver el amanecer, oler a tierra mojada o ver lo árida que está por falta de agua , las caléndulas , perejil , stevia, salvia .... si sigo parece un prólogo de un libro . Estas formas de vida me hacen feliz a mi también , amiga gracias por encontrarte !!!!!!!!

Robin dijo...

Gracias a tí, Candela, la señora luminosa.
Pues sí, la ventana tiene gracia: Josep puso especial empeño en hacerla: está descuadrada, cada hoja mide diferente, no cierra del todo bien (entraba aire hasta que le pusimos el burlete de tiras de colchón reciclado...)pero la ilusión con la que la construyó, como un niño, cuando le puso los vidrios, cuando la cerró por primera vez...es su ventana. Nuestra ventanita de nuestra casita.