CÓMO SOBREVIVIR EN UN ENTORNO SEMIÁRIDO.
APRENDE CON NOSOTROS A USAR LOS RECURSOS BÁSICOS DE LA AUTOSUFICIENCIA.

martes, 29 de mayo de 2012

PRECAUCION: NIDO ENTRE CEREZAS

Mi marido, como es tan ágil, puede subir a los árboles cual Tarzanillo en pubertad, y puede agenciarse así las cerezas que generalmente restan lejos del alcance del común de los mortales. Y, en lo alto de una rama...¡sorpresa! Un nido. No sabemos qué pajaros son, hasta que no consultemos con el ornitólogo oficial del reino de La Palma d´Ebre, Jordi, pero ponemos la foto porque está conseguida con riesgo y peligro de la vida del artista. Por supuesto, se impone bajar de la rama y dejar esas cerezas para goce y disfrute de tan lindas criaturas. Y si no son de su gusto, pues es igual, la cuestión es no molestar la crianza de estas preciosidades.

7 comentarios:

a1 dijo...

:)

albertopo dijo...

Mi madre tiene en un manzano un nido de jilgero, pero cuando los pajarillos estan casi para salir del nido, viene el gato del vecino y se los zampa.
Le lleva criando en el mismo sitio ya tres años.

Robin dijo...

Mal rollito esto que explicas, Albertopo. Pero la naturaleza es así. Algo paradójica, la verdad...

albertopo dijo...

Si es una pena porque me dice que les ve cuando los padres van al nido a darles de comer, sacar sus piquitos pidiendo comida. Pero asi es la naturaleza y no la falsa seguridad del homo sapiens.

Robin dijo...

Albertopo, la naturaleza es muy dura. Es por eso que no me gustan los ositos de peluche. Hacen que los niños piensen que todo es bondad universal. No es así. La naturaleza es cruda, y no admite fallos. Va la vida en ello.

Anónimo dijo...

Tords

Robin dijo...

Los huevos azules me lo hicieron pensar, pero...no sé casi nada de pájaros. Gracias.