CÓMO SOBREVIVIR EN UN ENTORNO SEMIÁRIDO.
APRENDE CON NOSOTROS A USAR LOS RECURSOS BÁSICOS DE LA AUTOSUFICIENCIA.

sábado, 21 de julio de 2012

LA CESTA DE LA HUERTA



Bueeeeno...el que sea veranito y estemos de fiestuca no quita que nos ocupemos de nuestros huertos. Y aquí está la recompensa: más tomates. Unos bombilla, en mi mano, al lado de uno de esos que le gustan a mi maridín, viraets, que les digo yo cuando están cambiando el color para madurar, pero están aún algo verdecillos...él los parte, les pone sal y aceite y se los come con un gozo tal que merece la pena ver cómo disfruta.

La verdad es que el color tan vital, tan potente, de los frutos de la huerta, especialmente ese rojo licopeno de los tomates, es luz.

2 comentarios:

Dorisalon dijo...

Umm rica cosecha!!! Un abrazo

Robin dijo...

Un abrazo también para tí y sí que está rica, sí...esos tomates, y las berenjenas y los piminentos frititos...