CÓMO SOBREVIVIR EN UN ENTORNO SEMIÁRIDO.
APRENDE CON NOSOTROS A USAR LOS RECURSOS BÁSICOS DE LA AUTOSUFICIENCIA.

martes, 7 de agosto de 2012

ANSIAS REPRODUCTORAS DEL CLAN GALLINACEO



Me tiene Bonamichi a las gallinas hechas unos zorros (vaya, no parece una alegoría muy afortunada...zorros-gallinas...). Su ansia fornicadora no tiene fin, de manera que las hembras gallináceas están sin plumas en la cola y con el resto del plumaje medio desmanegado. Bonamichi las persigue sin cesar, y no consiente que ninguna se aparte del lugar; sale a buscarlas desesperado, cabreadísimo. Y en cuando le dan la espalda...ñaca.

Vaya tela...eso sí, es muy bueno, y a los humanoides no nos persigue. Menos mal...

7 comentarios:

Eulàlia dijo...

jjajajaj k maquina esta hecho.....como cumpla bien con todas os veo con una granja.....jajajja pobres gallinas con las vestiduras rasgadas.....entonces no es cierto eso de es mas ( piiippp) que las gallinas ¿? por que aki el fiera es el gallo ;) por cierto a posado muy bien en la foto ;)

Robin dijo...

Las gallinas literalmente huyen cuando lo ven venir...no había dicho nada, pero se ha cargado a una; bueno, no sabemos si ha sido por eso, pero estaba muerta una mañana. Parecía que se había puesto clueca, pero no.

Anónimo dijo...

Ese gallo parece tener ácaros en las patas.
Una mezcla de ceniza y aceite de oliva, hasta hacer una pasta que se aplique espesa con una brocha u en tres aplicaciones las patas se desescamarán.
No es por estética; para los animales es muy doloroso, porque los ácaros se han introducido por debajo de las escamas.

Si el resto también tiene las patas así, hazlo con todos y procura limpiar el gallinero a fondo con zotal

Er-vivorín dijo...

Zotal: no me gusta.
Mejor lejía diluída en agua.

Robin dijo...

Joaquín, qué buena vista tienes, bribón...

Anónimo dijo...

Pues lejía diluída, pero lo principal es eliminar los parásitos de las patas si se observan las escamas muy levantadas o con excrecencias que pareciesen deformar los tarsos.

Robin dijo...

Gracias por vuestras apreciaciones. Obraremos en consecuencia.