CÓMO SOBREVIVIR EN UN ENTORNO SEMIÁRIDO.
APRENDE CON NOSOTROS A USAR LOS RECURSOS BÁSICOS DE LA AUTOSUFICIENCIA.

lunes, 28 de enero de 2013

CÓMO HACER CAFE DE HIGOS

Pienso que esta curiosa receta bien vale una probatura: veamos quién es el valiente...
se toma un puñado de higos secos, que estén durillos ya, de esos a los que cuesta clavarles el diente. Se hacen trocitos y se secan en una estufa o en un horno a no excesiva temperatura, hasta que se pongan torraditos perdidos, con un color casi negro. En este estado, se trituran en un molinillo, y el polvillo resultante es un sucedáneo, dicen que muy adecuado, del café, preferible a la achicoria.

6 comentarios:

Eulàlia dijo...

Ummm habra k probar y parece facr
Tible

Robin dijo...

El Código Da Vinci parece esto que has escrito...suerte que, como buena poseedora de uno de tales I-chons, ya sé también lo que es "de sufrí" para escribir incluso el más breve texto...

Emilio Vega Sabelle dijo...

El café de higos se fabrica con higos bien secos al sol, el tostado debe ser muy lento, de preferencia en maquina tostadora que no queme los higos (las callanas para tostar trigo dan buen resultado siempre que el fuego no tenga llamas largas), la molienda se hace fina inmediatamente después de que se enfríen, se debe envasar muy prensado y envolver inmediatamente (este café se tiende a humedecer rápidamente).

Robin dijo...

Gracias por tus apreciaciones. A ver si este año nos animamos y lo elaboramos. Ya daré cuenta de ello...un saludo¡¡¡¡

ricardo salazar navarro dijo...

Soy de Batuco,Comuna de Lampa,Chile; tengo 2 Higueras de Higos negros,los recolecto en los meses de Febrero a Marzo,los tuesto en una Cosina de Gas,los tengo que rebisar que no se quemen,deben quedar muy dorados en su interior; una vez sacado del horno los dejo enfriar, debo partirlos para poder molerlos en un molinillo manual,es facil poder preparar el cafe, la garantia que tiene que se puede almacenar y por un periodo de muchos meses se guarda envasados en bolsa de papel y no se descompone y puede ser usado cuando uno lo requiera,es un muy buen recuerso de salud y de economia financiera.

Robin dijo...

Muchas gracias por tu aportación, Ricardo. Un abrazo.