CÓMO SOBREVIVIR EN UN ENTORNO SEMIÁRIDO.
APRENDE CON NOSOTROS A USAR LOS RECURSOS BÁSICOS DE LA AUTOSUFICIENCIA.

domingo, 20 de enero de 2013

EN DEFENSA DEL AZUCAR BLANCO

¡Oh, herejías integrales! Sí...el denostado azúcar blanco tiene quien le defienda, aparte de Azucarera Española. Yo misma. Veréis. Un poquito harta de cierto integralismo dietético que ronda últimamente -y que no es por nada, pero ha hecho elevar el número de celíacos a prácticamente el 99% de la población, amén de intolerantes a la lactosa que proliferan por doquier-, voy a defender al azúcar blanco. Sí. Inofensivo en sí mismo, excepto para los diabéticos, claro. Pero ellos tienen una enfermedad metabólica. Los que no la padecen no tienen que temer al enemigo agazapado en sobrecillos y azucareras.
Porque el temido azúcar blanco es sacarosa: glucosa más fructosa. Y en cuanto llega a nuestro sistema digestivo, la sacarosa es dividida con rapidez en sus dos monosacáridos constituyentes, que son absorbidos con avidez por nuestras sabias vías metabólicas.
El azúcar blanco proviene de la caña de azúcar. Natural. El único problema está en los reactivos usados  en el proceso de extracción y en la purificación, pero si es un proceso bien llevado, debiera ser inocuo. Por sí mismo, el azúcar blanco no hace daño. Que lo sepasssss...

5 comentarios:

Gorgk dijo...

Los vendedores de productos dietéticos y alternativos vieron, allá por los 80, la vía del marketing exactamente igual que sus ilustres predecesores ortodoxos. Todo era peligrosísimo: el pescado azul taponaba arterias, el aceite de oliva era veneno puro...merlucita y aceite de girasol y de maíz, que lo decía el Capitán América...
Tofus, algas japonesas, mixturas hindús, sojas niponas...todo a precio de oro.
No parece que hayan sido muy efectivas estas dietas. La mayoría de personas que conozco que las practicaban están tan patológicos como los demás.
Cosas de la vida. Se ve que vivir desgasta al más pintado.

Robin dijo...

El ser humano es omnívoro. Menos venenillos varios, puede comer de todo. De hecho es lo que le ha llevado al éxito como especie.
Bien visto ahí...

Anónimo dijo...

Una pregunta. El azúcar blanco es una aportación calorica rápida. Si esas calorías no se gastan inmediatamente, que hace el cuerpo, con ellas? O sea, de la sangre como se eliminan o reciclan?
Gracias.

Robin dijo...

La sacarosa se hidroliza rápidamente en glucosa y fructosa. Estos monosacáridos entran en el proceso de la glucolisis, que producirá piruvato que a su vez se incorpora rápidamente al ciclo de Krebs, donde se combinan mediante el energético ATP y las distintas enzimas que protagonizan esa vía con otras moléculas para dirigirse hacia las vías de síntesis de las moléculas orgánicas (anabólicas). En un organismo con una actividad física adecuada, estos aportes son rápidamente metabolizados, especialmente por el cerebro, es decir, si piensas bastante, no hay problema de engordar... ;) En caso de tener una actividad física o mental restringida, se recomienda que el consumo de azúcar sea bajo, porque sino el hígado principalmente acumula los azúcares para formar glucógeno y el exceso pasa a la vía de síntesis de grasas. Una sacramental... Pero el azúcar blanco, con moderación, es una fuente magnífica de energía. Rápida, vital.

Anónimo dijo...

Gracias por tus prolijas explicaciones.