CÓMO SOBREVIVIR EN UN ENTORNO SEMIÁRIDO.
APRENDE CON NOSOTROS A USAR LOS RECURSOS BÁSICOS DE LA AUTOSUFICIENCIA.

lunes, 6 de mayo de 2013

RECOLECCION ETICA DE LECHUGA

Eulàlia nos aconseja que a la hora de recolectar lechuga, lo hagamos recogiendo las hojas exteriores sin arrancar la planta. Es decir, no hay que esperar a que crezca el mega-lechugón, sino que a medida que van desarrollándose las hojas, vamos entresacando las más viejas. Las lechugas agradecen este gesto, pues van prosperando con mayor rapidez y energía, y no las matamos arrancándolas de raiz. Buen consejo, de manera que llevamos ya muchas semanas comiendo lechuga y no hemos tenido que replantar ninguna. Este proceso durará hasta que la planta espigue, y ya no fabrique más hojas nuevas. Entonces las dejaremos a su albur para que hagan semillas. El proceso no puede ser más respetuoso para todos.

3 comentarios:

Eulàlia dijo...

Hola,buenos dias!! la verdad es que funciona muy bien,en mi caso como tengo las lechugas en macetas va bien para poder comer todos los dias ,lo que si puedes hacer es cuando te hayan dado un rendimiento razonable arrancarlas antes de que espiguen.Este año he plantado cuatro cosillas en las macetas que yo creia que me comeria yo,pero parece ser que hay una familia numerosa de caracoles que se esta poniendo las botas,los busco y los mando al exilio,dos de ellos por la sisquella,pero para mi que vuelven a casa .Jejeje...

Robin dijo...

El otro día encontramos a uno en la puerta del maset, subiendo por la pared de piedra el tío. Lo recondujimos hacia los herbazares sisquellanos. Estaba bien gordete.

Eulàlia dijo...

Jejjeje los que lleve de Urbanilandia deben estar flipando con tanto verde....