CÓMO SOBREVIVIR EN UN ENTORNO SEMIÁRIDO.
APRENDE CON NOSOTROS A USAR LOS RECURSOS BÁSICOS DE LA AUTOSUFICIENCIA.

martes, 27 de enero de 2015

RESCATE PASCUAL DE LA EUPHORBIA PERDIDA

Ha llegado el nefasto momento en que las flores de Pascua son defenestradas. Tras engalanar los católicos hogares con sus brácteas encarnadas, son pasto de contenedor al perder la verde tersura de su follaje. Sin embargo, las Euphorbia pulcherrima son plantas perennes en sus lugares de origen. A buen seguro que Candela, nuestra gran amiga de Tenerife, nos lo puede confirmar. De manera que el Komando Siskella se activa en modo rescate y aquí tenemos a nuestra bastante perjudicada amiga vegetal recibiendo sus primeros cuidados. ¡A ver si la salvamos!

2 comentarios:

Candela G P dijo...

Tienes toda la razón Robín "la flor de pascua" que casi todo el mundo compra por las fiestas termina en el contenedor de basura y es una pena , penita pena...
Nombramos ésta porque es la más conocida a comprar en cantidades escalofriantes . Me he preguntado muchas veces dónde están las ideas de las personas que llevan programas de emprendedores o laborales ¿por qué no se rescatan todas estas plantas para recuperarlas para un próximo año y volver a decorar jardines y plazas si es así como lo desean? Pues esta planta en mi tierra es muy fácil de cultivar porque crece a borde de caminos. Uyy , no interesa recuperar porque siempre se necesitan facturas para COBRAR Y COBRAR.
Al margen de lo económico, me centro en los cuidados de la planta.... pero qué vamos a hacer cuando abandonan a los perros de su propiedad aún sintiendo el llanto con sus ladridos.
Como esa frase famosa "YO NO SOY DE ESTE MUNDO PORQUE DICEN QUE ESTOY LOCA ENTRE LOS CUERDOS.
Besosssss

Robin dijo...

Queridísima Candela: bien sabes que mínimo, ya somos dos que no somos de este mundo y tres si hacemos caso de las Sagradas Escrituras y contamos al pobre Jesús. Espero poder recuperar esta planta...y pensar que en tu tierra crece cual hierba silvestre...pues sí. Consumir y quemar y desechar. Esa es la norma del Nuevo Orden Mundial.