CÓMO SOBREVIVIR EN UN ENTORNO SEMIÁRIDO.
APRENDE CON NOSOTROS A USAR LOS RECURSOS BÁSICOS DE LA AUTOSUFICIENCIA.

viernes, 27 de febrero de 2015

COCA D'OLI (DE ACEITE) AL HORNO DE LEÑA

Seguimos sacando partido de nuestro horno de leña, esta vez en tema repostero: hemos hecho esas cocas tan buenas que venden en las panaderías, antes a trozos según el hambre de cada cual, pero ahora enteras bajo amenaza de la tomas o la dejas al más puro estilo siciliano. Naturalmente, la dejamos y aprendemos cómo hacerlas para no ser chantajeados por el gremio del amasado y acabar en una cuneta cual juez de instrucción. La receta es muy laboriosa, eso sí:
mezclamos 100 gramos de masa madre con 500 gramos de harina de trigo, 300 gramos de agua y 10 de sal. La masa, muy húmeda, se deja reposar 10 minutos. Se añaden 20 gramos más de agua y se amasa de nuevo. Reposo de 10 minutos y añadido de 20 gramos de agua. Amasado. Ultimo reposo de 10 minutos, los últimos 20 gramos de agua y aquí se añade la levadura fresca. Amasar hasta conseguir una masa blanda pero elástica. Se añaden ahora 50 gramos de aceite y se amasa hasta que se incorpore. Se deja esta masa en un bol pintado de aceite, se tapa y se deja fermentar 2 horas, con dos amasados cada 40 minutos (pliegues dentro del bol).
Luego se saca la masa del bol, se divide en dos piezas dando forma de tubo y se tapan con un paño enharinado. Se dejan fermentar otra hora, pasada la cual se trasladan las dos cocas a la plancha de hornear, se pintan con aceite y se les marca con la mano haciendo rombos en diagonal. A hornear con buena temperatura una media hora. El toque maestro es espolvorear por encima con azúcar y caramelizarla después.

No hay comentarios: