CÓMO SOBREVIVIR EN UN ENTORNO SEMIÁRIDO.
APRENDE CON NOSOTROS A USAR LOS RECURSOS BÁSICOS DE LA AUTOSUFICIENCIA.

domingo, 8 de febrero de 2015

SIN APELLIDOS VASCOS

Nuestro vasco favorito no lleva apellidos vascos. Dice que hay que retrotraerse a tiempos inmemoriales para encontrar algún antepasado que ostente esos nombres tan sonoros que acaban en -eta, -egui  o -garín. No seré yo quien lamente tal hecho, dado que me temo que en mi algo revuelta genealogía no debe haber ni Pujols, ni Bartrolís ni Vilarasaus por lo menos hasta tiempos del mismísimo Guifred el Pilós.
A nuestro vasco le gusta mucho la nieve. Lástima que en estas latitudes mediterráneas y solanáceas se deshace en nada. Así estaba La Sisquella el miércoles. Poquita queda, pero bien aprovechada. ¡Anda la hostia pues!
Pensad que en la bendita tierra de la que viene este hombre la media anual de lluvia ronda los 1.200 litros por metro cuadrado y que más de dos días sin llover se considera sequía, quedándose amojamados los helechos del sotobosque de montes emblemáticos como el Serantes.
Que no le pase ná aquí...

2 comentarios:

Juli Gan dijo...

No te creas, por Catalunya hay mucho apellido vasco que no lo parece. Sala, (Campo) con todos sus derivados (Saladelafont, Salelles...)Los Garros, Garroset, Queralt (Gar, Car es cuesta) Todos los sitios altos -curioso- llevan un Car, Quer, Gar, Tar, Tal (Queralbs, Queralt, Talamanca, Taradell. Pueblos como Guissona (Gizona, hombre) O los que hay por el Bages (Navás, Navarcles...Nava es una llanura entre montañas. El barrio de mis abuelos se llama Nabaz. Nabaz y Navás, dos gotes d'aigua.

Hay mucho nombre que en vasco tiene sentido, claro que los íberos, que tan bien estudió Bosch Gimpera, hablaban un idioma del que el euskara es heredero directo.

Ah, yo sí que tengo los ocho (Y los dieciséis) Jaaajaja.

Robin dijo...

Todo el Pirineo era vasco. Desde el Atlántico al Mediterráneo. Y como tan bien expones, seguramente mucho más al sur y al norte de la cordillera. Seguramenta la raíz vasca esté mucho más presente como base de las etnias peninsulares de lo que se ha venido reduciendo a íberos y celtas.