CÓMO SOBREVIVIR EN UN ENTORNO SEMIÁRIDO.
APRENDE CON NOSOTROS A USAR LOS RECURSOS BÁSICOS DE LA AUTOSUFICIENCIA.

jueves, 12 de febrero de 2015

USO DE ORINA VASCA COMO FERTILIZANTE

La bandeja de planter de tomates, totalmente al pairo.
La temporada pasada comentamos el uso de la orina como fertilizante nitrogenado. En todos los experimentos anteriores, tanto llevados a cabo por nosotros mismos como los realizados por otras personas, el resultado era bueno: se estimula el crecimiento de los plantones a causa del aporte nitrogenado de la orina.
Pero...
Así ha quedado el planter de tomateras después de haber sido fertilizadas por orina vasca. Hechas fosfatina, vamos.
Resulta que no toda la orina tiene las mismas características. Nos encontramos en condiciones de realizar algunas afirmaciones que a buen seguro resultarán provechosas para futuros experimentadores autosuficientes.
-la orina de mujer es más suave que la de hombre. Puede aplicarse en mayor concentración.
-el origen geográfico del donante parece ser factor determinante. Podemos afirmar que la orina vasca es letal a las concentraciones usadas con orina catalana.
-la edad parece importar también. La orina procedente de individuos añosos está amojamada. La que procede de seres en la flor de la vida debe ir...vamos...a tope de todo.
En conclusión: el uso de la orina como fertilizante nitrogenado no es tan sencillo como parece. Depende de la edad, sexo y origen geográfico del donante. Ojo con los norteños: van fuertes.

8 comentarios:

Juli Gan dijo...

Sólo porque la orina vasca lleva generaciones de poteos populares (Salir con la cuadrilla a tomar txikitos) y es que la dipsomanía del pueblo vasco consigue unas micciones en las que el alcohol tiene mucho peso. (panda de borrachuzos es lo que somos)

Robin dijo...

Lo que siempre quise decir y no me atrevía a ello...

Mikel Postigo dijo...

A mí me da que soy como Guardiola y hago eso de mear colonia...

Robin dijo...

Mientras no vomites como Messi...

Mikel Postigo dijo...

Naaah, yo tengo otras cualidades que no tiene Messi...

Robin dijo...

Doy fe.

Candela G P dijo...

Amigos pues cuidadín co la cosecha ... no vaya a ser que por exceso de nutrientes se dañen las semillas.

No es broma , mi perro se tomó por ley de ir a vaciar su gigante vegija al tronco de un árbol muy grande de unos 6 metros de altura y bastante frondoso y se ha secado ¡solo me queda pensar que ha sido su riqueza en la orina no diluida ! Saludosss para todos , todos los días se aprenden cosas nuevas , pues así me lo contaba mi abuela . Besoss

Robin dijo...

Qué pena la muerte del árbol, no dudes que fue a causa del orín del amigo canino. Nosotros tomamos buena nota y como ya hemos replantado todos los tomates, no vamos a regar más con orina. Dejaremos que sigan su curso natural y si no son tan desarrolladas pues esperaremos a plantarlas en la tierra del huerto, que más vale ir despacio que querer correr más.