CÓMO SOBREVIVIR EN UN ENTORNO SEMIÁRIDO.
APRENDE CON NOSOTROS A USAR LOS RECURSOS BÁSICOS DE LA AUTOSUFICIENCIA.

lunes, 27 de abril de 2015

PERDIDA POBLACIONAL DE LA PALMA Y COMARCA

El futuro de las zonas rurales está seriamente comprometido. Y no es una impresión sobre fincas yermas, habitantes envejecidos o pueblos semiabandonados: hay, como siempre, que ir a los datos objetivos, contrastar y llegar a conclusiones.
Las comarcas sureñas agrarias ven cómo su población va disminuyendo. Podemos poner como ejemplo nuestro propio municipio, según los datos estadísticos de www.idestat.cat, Institut Català d´Estadística. Esta página ofrece unos datos realmente muy interesantes que invitan a la reflexión.
La población desciende tanto a nivel de municipios como de comarca en la Ribera d´Ebre. En La Palma, el descenso es continuado desde el 2010, y en caso de la comarca, se estancó con un ligero descenso entre 2010 y 2012, para entrar en barrena desde este año. Pierde incluso población la capital de comarca, Móra d´Ebre. La pérdida poblacional se extiende a comarcas vecinas como Les Garrigues y la Terra Alta. También comarcas emblemáticas y en teórico ascenso mediático como el Priorat.
La división por edades no deja mucho margen de esperanza. La pirámide poblacional está totalmente invertida: solamente 27 personas entre 0 y 14 años, frente a una gran preponderancia de personas mayores de 65 años en nuestro municipio, 133 en total.. 37 personas del municipio provienen de otros países.
En todas las comarcas mencionadas, hay más hombres que mujeres, tendencia que se invierte en el caso de La Palma.
Es necesaria una política de potenciación de los valores de estas regiones, o de lo contrario quedarán relegadas a vestigios de aquellos ilercavones que moraron a la vera del río de los Iberos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

algo en contra de este lugar?

Robin dijo...

Esta entrada ha sido inspirada por un comentario anónimo del otro día que remarcaba que "dentro de 20 años no queda nadie". Así pues, nada mejor que seguir la pista del amable lugareño en el sentido de datos oficiales. Y así poder realzar y ensalzar el trabajo y la dedicación de unas gentes que han/hemos decidido vivir en un lugar con unas características geoclimáticas desfavorables.