CÓMO SOBREVIVIR EN UN ENTORNO SEMIÁRIDO.
APRENDE CON NOSOTROS A USAR LOS RECURSOS BÁSICOS DE LA AUTOSUFICIENCIA.

domingo, 3 de mayo de 2015

LUCHA CONTRA LA RADIACION UV: CON CUATRO CAÑAS


Un factor que influye de manera decisiva en los vegetales es el índice de radiación ultravioleta que reciben a partir de la luz solar. Interacciona con la concentración de CO2 atmosférico, con la pluviometría y con la temperatura. Es un conjunto de factores complejísimo que hace que cada especie reaccione de manera diferente frente a la interacción en las variaciones de estos parámetros.
En un día como hoy, en el cual estamos bajo un sol de justicia, se alcanza un índice de 9. Añadamos unas temperaturas de 33,6 ºC en Vinebre y una humedad ambiental del 17%. Tenemos un cóctel genial para dejar a nuestros vegetales totalmente calcinados.
Un artículo fenomenal aporta datos valiosos sobre este tema: EFECTO DE LA RADIACION UV-B EN PLANTAS, de Libertad Carrasco-Ríos. Como siempre, nuestros amigos sudamericanos son mucho más generosos para compartir estudios medioambientales, y se muestran muy activos en la determinación de estos cambios climáticos. Recomendamos su lectura íntegra. En uno de los párrafos, la autora destaca:

Si bien las plantas han desarrollado desde temprano en la evolución mecanismos de protección lo suficientemente eficientes para prevenir el efecto dañino de la radiación UV natural, las predicciones de un aumento de la radiación UV-B solar podrían tener un gran impacto en la productibilidad de los cultivos, debido principalmente a la disminución del crecimiento que se observa en las distintas especies vegetales estudiadas y al efecto que tiene sobre hongos y bacterias que son generalmente más sensibles a la UV-B que las plantas. Por lo tanto, se hace necesario abordar esta problemática de manera global, con más estudios que pudiesen predecir los cambios que provocaría el aumento de la radiación UV-B en la distribución de la vegetación y en la biocenosis asociada.
Además, en el contexto del cambio climático experimentado en los últimos años, donde no sólo se ha producido un aumento de la radiación UV-B sino también aumento de la concentración atmosférica de CO2 y de la temperatura, es difícil poder predecir cómo afectará las complejas interacciones que suceden entre procesos ecológicos y climáticos. Por tal motivo, es importante contar con más información que haga posible predecir las consecuencias que podrían tener las interacciones de estos factores, por ejemplo, en la eficiencia de los mecanismos enzimáticos de fotoproteccion, en la asimilación de CO2 y futura disponibilidad de carbono.

Mapa de índice de radiación UV a día 3 de mayo de 2015.

Se impone la búsqueda de alternativas para proteger cultivos, alternativas que deben ser asequibles, basadas en elementos del entorno y de fácil manipulación.
Nosotros en nuestro huerto hemos realizado una serie de entramados de caña que serán soporte del crecimiento de trepadoras, en nuestro caso judías de Cájol, que se han adaptado muy bien a este clima. Con entramados de este tipo distribuídos a cierta distancia separando parcelitas de cultivos, conseguimos dos efectos:

*sombraje
*cortavientos

El material es de libre disposición, de manera que no supone ningún dispendio económico.  En este caso, el entramado ha sido situado en posición vertical; podemos colocarlo horizontalmente sobre postes, y entonces ejercerá de techo de sombraje, con un entramado más tupido.
 

No hay comentarios: