CÓMO SOBREVIVIR EN UN ENTORNO SEMIÁRIDO.
APRENDE CON NOSOTROS A USAR LOS RECURSOS BÁSICOS DE LA AUTOSUFICIENCIA.

domingo, 24 de enero de 2016

CULTIVO NATURAL DE LA VIÑA

Un viñedo puede cultivarse con métodos naturales de una manera sencilla. Las tres premisas básicas son:

- dejar una cubierta verde sobre el suelo, bien sea sembrada o de vegetación autóctona. Debe componerse preferentemente de crucíferas, leguminosas y compuestas, que son capaces de movilizar desde capas profundas elementos nutrientes como el potasio, fijan el nitrógeno atmosférico y atraen fauna beneficiosa para el control de plagas.
- usar los restos de vendimia y de poda, convenientemente triturados, como abono orgánico.
- utilizar como preventivos azufre y caldo bordelés, huyendo de insecticidas y herbicidas.

Desde hace siglos se cultiva la vid, 4.000 años antes de este tiempo nuestro. Muchas vicisitudes han pasado nuestras queridas Ampelidáceas del género Vitis, que iremos relatando, amén de las soluciones a los problemas que estas magníficas plantas puedan padecer, que siempre serán menores a las satisfacciones que nos aportan.

2 comentarios:

Julia Gonzalez Perez dijo...

Todo va por gusto, hoy en día la calidad no la da ni el precio a pagar ni que sea de rosca, es bueno probar cosas diferentes porque así sabremos valorar mucho mejor cuando un vino sea realmente bueno y de bodegas importantes, excelente artículo

Robin dijo...

La calidad, efectivamente, es ya algo más particular, casi privado, de compromiso con el terruño. Aunque hay que reconocer que la viticultura es muy compleja y necesita años para aprenderse...aquí acabamos de empezar.