CÓMO SOBREVIVIR EN UN ENTORNO SEMIÁRIDO.
APRENDE CON NOSOTROS A USAR LOS RECURSOS BÁSICOS DE LA AUTOSUFICIENCIA.

viernes, 29 de enero de 2016

¿POR QUE LOS AJOS SE SALEN DE LA TIERRA?

Es cierto: en ocasiones, los dientes de ajo que plantamos con amor y dedicación en la huerta nos traicionan, apareciendo desvalidos, tumbados de lado incluso a unos centímetros de donde los sembramos. La Tradición afirma con rotundidad que tan desasosegante fenómeno se debe a la influencia de la luna, y que para asegurarnos la estática acomodación de los dientes de ajo, manifestada como conforme inmovilidad, deben plantarse cuando la luna está llena, tendiendo al menguo. Pues estamos en condiciones de afirmar que esto no es así.
Podemos demostrar tan taxativa afirmación. Tenemos pruebas. Y es que ya nos extrañaba que nuestro satélite tuviera tanta mano como para desenterrar bulbos. Como en muchas otras cosas, esto es más una bella leyenda místico-romántico-campestre. Los ajos se salen de la tierra porque la textura de ésta es demasiado compacta en el momento de la siembra y en los días posteriores y las raíces no pueden penetrar en ella, de manera que empujan al diente hacia arriba, y siguen creciendo, desplazando el ajillo de su ubicación inicial. En la foto, la prueba documental que avala nuestras afirmaciones.

2 comentarios:

Juli Gan dijo...

Jajaja, eso de la tierra compacta y que la raíz del ajo se impulse tiene bastante sentido. A mí me llama la atención cómo cualquier semilla expulsa la cáscara adherida a sus primeras hojas. Es todo un espectáculo.

Robin dijo...

Lo que más sospecha levanta sobre la influencia de las fases lunares es la frase típica del agricultor: "divendres no fa lluna", o sea, que si tienes que hacer algo fuera de la fase adecuada pero lo haces en viernes, no pasa nada...suena rarillo, ¿no?