CÓMO SOBREVIVIR EN UN ENTORNO SEMIÁRIDO.
APRENDE CON NOSOTROS A USAR LOS RECURSOS BÁSICOS DE LA AUTOSUFICIENCIA.

martes, 8 de marzo de 2016

CIENCIA Y MUJER

A Rosalind Franklin me da que le tangaron. Cristalógrafa, fue la autora del espectro de rayos X que permitió a Watson y Crick determinar la estructura del ADN, esa soberbia espiral de vida. Los dos maromos ganaron el Nobel, y a ella ni la avisaron, se ve. Una serie de intrigas no muy bien aclaradas conducen a pensar que distrajeron el espectro para que los maromines tuvieran idea de por dónde deshacer el ovillo genético. Igual ser mujer agnóstica no ayudó mucho, allá por 1953. Ahora, tampoco. Pero bravo por Rosalind y por todas las mujeres acalladas: ella habló, y clarito:

"La ciencia y la vida diaria no pueden y no deberían ser separadas."

2 comentarios:

Juli Gan dijo...

Y es que la ciencia está llena de misóginos. Se dice que a Marie Sklodowska, Curie por matrimonio, no le querían dar el Nóbel. Se lo querían dar sólo a Becquerel y a Pierre Curie, pero tuvierno que reconocer que el trabajo de Sklodowska, alias Curie, camás hubieran llegado tan lejos.

Lo mismo pasó con Mileva Maric. ¿Alguien sabe de ella que es la co-autora de la teoría de la relatividad? No, porque "sólo" la desarrolló Einstein, sin aprovecharse de su esposa. Total, quién iba a hacer caso de una tía.

Eso pasaba hasta en la literatura. El dramaturgo Gregorio Martínez Sierra escribía muchas obras...o eso parecía. Más de la mitad de estas las esccribió, por lo que parece, su esposa, María Lejárraga. La gloria y la pasta de la edición se la llevaba él, claro.

Robin dijo...

Qué fatiguita da el mundo. Pero seguiremos adelante. Lo bueno es que podemos ir "dando a luz" todas estas canalladas.