CÓMO SOBREVIVIR EN UN ENTORNO SEMIÁRIDO.
APRENDE CON NOSOTROS A USAR LOS RECURSOS BÁSICOS DE LA AUTOSUFICIENCIA.

miércoles, 20 de abril de 2016

EL FALSO MITO DEL ACEITE VIRGEN EXTRA

En un  pueblo que no es La Palma d'Ebre...
-Bon dia, vinc a comprar oli.
-Bon dia, vostè no és d'aquí oi?
-No senyor, sóc de Barcelona
-(Una pixapins doncs) Estoooo...doncs aquí tenim lo millor oli del món. Tasti'l, tasti'l...
-A veure...però...aaaaaaggggggggg em cremoooo...aaaaahhhhhhgggg picaaaaa...
-Senyora, és senyal de la màxima qualitat, això és oli d'oliva verge extra, no fotessim...
-M'ofego, aiguaaaa....!!!!

En cada pueblo se produce "el mejor aceite del mundo". Todos y cada uno tienen su premio local y los agricultores sacan pecho con orgullo. El trazo característico de la más alta calidad organoléptica parece ser el picor tenaz y la amargura recalcitrante del zumo de las olivillas. A la peña la han convencido de tal hecho, y son capaces de mantener en boca sorbos de semejante elixir e incluso ingerirlo.
Sin embargo, yo os digo que a todo el mundo no le agrada tal cosa: a mi no, por ejemplo. Nunca compraría un aceite así, ni que fueran Santos Oleos de Sancta Sanctorum del Templo de Salomón. Pero a medida que ahondamos en el conocimiento de los aceites y sus propiedades, se van revelando secretos...y es que la amargura y el picor los producen sustancias fenólicas con gran capacidad de conservación, y esto se necesita cuando el aceite se almacena o se transporta en cubas a otros destinos. Al poco tiempo, unos meses, el amargor y el picor desaparecen, y el aceite ya no puede ser almacenado durante tanto tiempo. Ahí está el secreto: el marketing ha sabido transformar una característica poco ventajosa del producto a escala organoléptica pero favorable al mercado (la capacidad de conservación) en punto a favor para el consumidor. El resumen sería "si no pica no es bueno".
En fin. A mi, que sóc de Barcelona, el aceite fabuloso me quema la faringe. Prefiero el afrutamiento de la madurez sisquellana.

2 comentarios:

Juli Gan dijo...

Un día de estos els pixapins nos vengaremos de todos els del poble que pretenden fer rialla de nosaltres. Jaaajaja. Ja arribarà el dia.

Robin dijo...

Ellos también tienen sus puntos débiles Juli Gan...y lo saben...¡pixapins al poder!