CÓMO SOBREVIVIR EN UN ENTORNO SEMIÁRIDO.
APRENDE CON NOSOTROS A USAR LOS RECURSOS BÁSICOS DE LA AUTOSUFICIENCIA.

martes, 30 de agosto de 2016

EL HUERTO PIRENAICO

Carente de fatiguitas extremas, un huerto pirenaico nos obsequia con esas maravillas no por tan vistas menos preciadas...coles, lechugas, cebollas y puerros, judías, patatas aún por recolectar, zanahorias, calabacines y pimientos...destacan las enormes calabazas. Y con todo esto se elabora la soberbia cocina pallaresa: sopa de albóndigas, escudella, platos con setas, civets, embutidos, tupí...en fin. Eso sí, los lugareños nos informan que el verano ha sido seco: ¡incluso han tenido que regar algún día!...

2 comentarios:

Juli Gan dijo...

Pero cuando cae un tormentón en la zona, te impresionas a lo grande. Ay, la calabaza, arrinconada por la patata....

Robin dijo...

Eso es así, impresiona y a lo grande...y por redescubrir la cocina de la patata.