CÓMO SOBREVIVIR EN UN ENTORNO SEMIÁRIDO.
APRENDE CON NOSOTROS A USAR LOS RECURSOS BÁSICOS DE LA AUTOSUFICIENCIA.

sábado, 25 de marzo de 2017

PRIMAVERA


Después de la buena lluvia de esta noche, La Sisquella se despierta con los trinos de los pájaros y un sol que entra por las rendijas buscándonos, eh, ya es hora de despertar...el exterior es un enjambre de gotas diamantinas. Nacen feraces las bulbosas, las orquídeas...canta la abubilla. La pirenaica Fritillaria me guiña el ojo cómplice en el saber que la tierra es un continuo. Ha nevado en el Montsant, y el Pirineo es cuarzo blanco.
Primavera.

4 comentarios:

Laura dijo...

Qué graciosa la Fritillaria. ¿Cómo de sorprendente es haberla encontrado allí, Robin? ¿O puede ser una variedad local? Estoy intrigada. Me gusta esa noción de que la tierra es un continuo, a veces se me ha venido al pensamiento también.

Robin dijo...

La primera vez que la vi, hace años, sólo había una. Ahora hay más. Y me gustó tanto que pensé que la consideraría mi amiga que me trae mensajes de mis montañas tan queridas. Al fin y al cabo, tampoco están tan lejos. ¡Un saludo, Laura!

Laura dijo...

¡Pues cada año te trae más mensajes, entonces! Hace años que voy asomándome a tu blog, y cuando tuve que vivir en Urbanilandia ;) me servía para retomar conexión con la fuente. Está repleto de energía agreste y revitalizadora como el romero. Me quedaron en el tintero o en el teclado mensajes de retroalimentación, cuando leo que uno de vuestros compañeros animales se ha ido lo siento en el corazón, así que ahora os lo digo. Participamos en el fundraising de las abejas, nos hacía ilusión que pudiérais sacar adelante un proyecto así de necesario, que además contribuye al desarrollo local y a vuestras Aventuras. Lástima que no saliera, pero por otra parte se manifestará: la energía la tenéis.

Robin dijo...

Gracias Laura. Una persona que nos sigue de hace años es un tesoro. Reconforta. Nuestros compañeros animales dejan una huella profunda, pero hay algo que me dice que siga, adelante...nuevos amigos, nueva vida.