CÓMO SOBREVIVIR EN UN ENTORNO SEMIÁRIDO.
APRENDE CON NOSOTROS A USAR LOS RECURSOS BÁSICOS DE LA AUTOSUFICIENCIA.

martes, 16 de mayo de 2017

CAPRICHOS

Efectivamente, he desarrollado un desasosegante repudio hacia las alubias vascas. Pobres, y seguro que ellas no tienen la culpa, pero como fue lo último que comí, el cuerpo ha asociado el mal indefectiblemente con su ingesta, y cuando pienso que como alubiada me entran basques, que es como se denomina a los asquitos alimenticios en catalán.
Así que después de la estancia hospitaliaria, debo comer lo que me venga en gana...a ver...ummmm...coca de la Serra d'Almós...

3 comentarios:

Juli Gan dijo...

Yo desarrollé asquito (o basca) a las alubias vascas desde bien pequeñita. Me gustan las legumbres, excepto las judías secas, fabes, mongetes, alubias, porotos, frijoles o babarrunak, que es como se dice en euskera. Me da igual como los llamen. No puedo con ellos. Ah, hablando de legumbres, acabo de descubrir la farinata (No farinetes) de harina de garbanzo. Qué cosa más simple, qué cosa más buena. :)

Juli Gan dijo...

Ah, y recupérate pronto del susto quirúrgico. (Leyendo con retraso, que ando)

Robin dijo...

Gracias Juli Gan. Observo que hay dos tipos de vascos, los alubieros y los que no lo son. Espero conocer algún miembro del segundo grupo algún día.