CÓMO SOBREVIVIR EN UN ENTORNO SEMIÁRIDO.
APRENDE CON NOSOTROS A USAR LOS RECURSOS BÁSICOS DE LA AUTOSUFICIENCIA.

martes, 26 de agosto de 2014

LOS ULTIMOS ROMANTICOS

Ya nadie va así por la montaña. Ya nadie va caminando por esos senderos antiguos con la tienda encima dispuesto a dormir donde bien le plazca o donde la naturaleza salvaje se lo permita. Casi nadie, en dos semanas nos hemos encontrado otros dos seres fugaces como nosotros.
Sí amigos de Sherwood, el neopijerío gobierna los montes y bosques del mundo. Todo lleno de seres impolutos recién vestidos de The North Face los más pudientes, Decathlon galopante los tendentes al pijerío más de ir por casa. Los bastones de caminar son dignos de tesis doctoral: el sabio palo de fresno es sustituído por negros artilugios de fibra de carbono. En fin, ellos verán.
La cuestión es que incluso nos miran con recelo. ¿Dónde van estos desarrapados?- deben pensar. Pues vamos donde queremos, donde el viento y los caminos nos llevan.
En el balneario de Caldes de Boí se nos ve atípicos visitantes, lejos de los fastos de las viejas marquesas añosas y achacosas que toman sus aguas sulfuradas y calientes con la esperanza de recuperar una improbable por lejana juventud. Nos encontramos dos cisnes hermosos: ellos se acercan a nosotros con menos prejuicio que muchos de nuestra especie. Nos zampamos medio pollo con patatas asadas, rodeados de frescos manantiales, otros calientes.
Algunos paseantes nos sonrien y nos saludan con ese deje de complicidad que se capta en las miradas: -si yo pudiera, haría lo mismo...-parecen decirnos. Nosotros podemos aún, y lo hacemos. Fieles a nuestros principios, y seguramente también a nuestros finales.

2 comentarios:

Candela dijo...

Como bien se puede ver en las publicaciones, el buen conocimiento se lleva por dentro, bien cultivado y bien pateado en este caso amigos.Es todo un enriquecimiento personal poder hacer ese tipo de viaje y poder gozar de cada momento las 24 horas del día con sensaciones diferentes que nadie les podrá quitar. Felicidades por ese coraje y fuerza con esas auténticas aventuras que son de lo más real, sin etiquetas enmarcadas pero con un gran contenido que ya muchos quisiéramossss. Saludos y un abrazo fuerte !!!!!!

Robin dijo...

Cada paso queda grabado en la memoria. Cada avance, cada paisaje, cada recodo del camino forma parte de uno cuando lo pisa, lo siente bajo sus pies. Cada descanso es un alentar del aire en los pulmones, en el corazón. Son caminos del corazón.