MIS COSILLAS (ARTESANÍAS)

Me apasiona estudiar la historia antigua y sumergirme en la civilización íbera. Rescato los símbolos de Tanit, la Diosa Madre del Mediterráneo, para incorporarlos a medallitas hechas con lascas del árbol sagrado, el inmortal olivo. Me gusta hacer esto.


Al viento, si le damos juguetes, juega, y al moverlos da más sensación de frescor. Hasta que le dé por hacer una de esas ventoleras legendarias y se lleve los juguetitos a tomar idem. No importa: haremos más. De momento, estos resisten, adornados con cuerdecitas, trozos de tela y búhos diversos, todo reciclado.



Piedras, madera, elementos vegetales, retales...hay que jugar. Hasta las doradas y membranosas cápsulas de las lunarias, una vez separadas las semillas para plantarlas la próxima temporada, sirven como hojas de nuestro arbolito de plata.








Todo el proceso, desde el manuscrito a la encuadernación.


Encuadernación con cubierta de imitación de piel
Encuadernación en tela damasquinada





Tan sencillo como es coger un trozo de retal, hilo, aguja, dos cordones de zapatos deportivos viejos, unas tijeras y coser una bolsita para contener las pinzas de tender  la ropa, por ejemplo, que queda más bonita que esas cestillas de colorines que duran muy poco tiempo si sestean al solanaje patrio.



Nuestras reproducciones de las 11 estelas antropomorfas ya cuentan con unas peanas de madera que les permiten permanecer erectas. Es un ejército bueno de Grandes Mamis Neolíticas. Y vienen más, porque hay más estelas para reproducir con más figuras grabadas de Mujeres de Poder...¡un buen equipo!



Con engrudo de harina y agua, trocitos de periódicos viejos y usando como molde un plato invertido y pinturas recicladas se pueden hacer soles, lunas, estrellas y demás astros. A esta luna la hice hace unos veinte años y aquí permanece, impertérrita y sonriente.

Hacer cerámica es mucho más fácil de lo que parece, aunque no se disponga de un horno adecuado. Para pequeños objetos, basta con un bote de metal, serrín y líquido inflamable. Teniendo alrededor arcilla sisquellana, ¡ya podemos empezar!



Los saquitos de plantas aromáticas tienen una importante acción práctica según su composición y aromas. También pueden contener otros elementos naturales: son entonces mágicos saquitos de conjuro.


Las runas, bien hechas en piedra o en madera de olivo, muestran el poder de la adivinación y de las magias antiguas.

No hay comentarios: