viernes, 16 de mayo de 2014

SI NO PUEDES VENCERLOS...

La rúcula. Una graciosa plantita de la familia de las Crucíferas, pariente cercana de las mostazas. Se les considera a todas ellas malas hierbas, de esas renegadas que invaden los cultivos ortodoxos y encima son de mal erradicar por su rusticidad y perserverancia. Pero héte aquí que la rúcula, de ser proscrito vegetal desasosegante, ha pasado a ser verdura de enjundia culinaria.
No hagáis caso de todas maneras a las múltiples propiedades que de pronto le atribuyen: como todos los vegetales, son buenos y necesarios para nosotros. Así que basta con combinarla con las lechugas normales para elaborar una ensalada deliciosa, que recomiendo aliñar con aceite sisquellano y vinagre de Módena. Si añadimos unas pasas y unos piñoncitos, ya es para elevarnos a los cielos. Si no puedes vencerlas...¡¡¡únete a ellas!!!

2 comentarios:

Candela dijo...

que rica en la ensalada , también la mezclo con la lechuga , unos rábanos , tomatitos fresquitos del huerto unos cuadraditos de queso blanco ...le pongo semillitas de girasol y sésamo con chorrito de miel y ummmmm que delicatesennnnn .
Este año he sembrado las semillas del año pasado y ya vienen creciendo . Besosss

Robin dijo...

Lo de las pipas de girasol es una excelente idea, y lo de los cuadritos de queso, y...¡todo! Gracias Candela.¡¡