CÓMO SOBREVIVIR EN UN ENTORNO SEMIÁRIDO.
APRENDE CON NOSOTROS A USAR LOS RECURSOS BÁSICOS DE LA AUTOSUFICIENCIA.

sábado, 2 de mayo de 2015

NO-LLUVIA DE ABRIL

Las zonas de clima semiárido se resienten sobremanera cuando fallan las lluvias de primavera. Suele suceder, cada vez más, que el mes de abril pinche. Tal es el caso. Entonces entramos en modo fatiguita's team, porque este acontecimiento suele venir acompañado de subidas de temperatura que rozan niveles caniculares, lo cual nos obliga a redoblar los riegos del huerto y evitar asi el agostamiento prematuro de algunas especies muy sensibles al nivel de insolación como las judías. En La Sisquella, el pinchazo de abril ha sido del orden de 6,5 litros por metro cuadrado. No ha llovido tampoco mucho en Bilbao, del orden de 66 litrillos por metro cuadrado.
Estos estiajes tempranos afectan a las leguminosas como las habas, que entran en período de senescencia antes de tiempo, generando semillas prematuramente maduras y de menor tamaño. Favorece, sin embargo, a criaturas como los pimientos, que disfrutan con estas temperaturas si tienen agua suficiente. Las lechugas se espigan antes de tiempo, aún con riego abundante. Estamos manteniendo a los guisantes en fructificación gracias a un riego casi contínuo.
En fin, que la situación se agrava, y los trabajos se recrudecen. Evidentemente, estos vegetales echados adelante con ganas, trabajo e ingenio son auténticos productos con un valor añadido de tal calibre que los hacen verdaderas joyas de la gastronomía.

No hay comentarios: