CÓMO SOBREVIVIR EN UN ENTORNO SEMIÁRIDO.
APRENDE CON NOSOTROS A USAR LOS RECURSOS BÁSICOS DE LA AUTOSUFICIENCIA.

sábado, 19 de septiembre de 2015

MEMORIA HISTORICA

Foto: Agustí Centelles
Foto: Agustí Centelles

http://todoslosrostros.blogspot.com -Foto: refugiadas en campo de concentración francés. 
Recordemos. No queremos olvidar. A la izquierda siempre le ha perdido la tolerancia y la asimilación del error ajeno. Así salen las Transiciones del Perdón, esos barros que nos llevan a lodos inesperados. La católica Polonia de la Virgen de Częstochowa, del Santo Súbito Wojtyla, ha olvidado la caridad cristiana. Los húngaros se dedican a hacer el húngaro, locución con la cual me reprendía mi madre cuando hacía yo el gilipichis en mi niñez (¡anda y no hagas el húngaro hija!) y de la cual desconocía el significado: ahora ya lo se.
Se van retratando los fascismos, escondidos en la hasta ahora tolerancia de la inopia, del no pasa nada. Ahora que sí pasa algo, los ecofachas, los rojifachas, los progrefachas, todos ellos salen a la luz enmascarados en los laberínticos recovecos de las redes, con los cínicos me gusta a soeces y vergonzantes soflamas pseudopatrióticas del "primero nosotros" cual cobardes naúfragos de un Titanic político-social, enfermo de miedo a perder lo que consiguieron sus abuelos con sangre.
Claro, en blanco y negro la sangre no se ve. Pero aquí queda esto para vergüenza de los cobardes que jalean el nazismo renaciente, de nuevo, porque, desgraciadamente, el mundo es así porque los humanos lo hacen así, porque el hombre es una completa e innoble basura cósmica.

2 comentarios:

Juli Gan dijo...

El fascismo goza de buena salud y la izquierda, no. Tanto es así que hasta el ínclito secretario general del PSOE, que socialista tiene tan poco como Felipe González, que hace declaraciones sobre el terrorismo de Venezuela haciendo GALa de una hipocresía típica de terrateniente burgués forrado de pasta gracias a privatizar a manos llenas para pasar a ser consejero de energéticas y cobrar como cargo vitalicio del "Astado", huy, que me pierdo. Decía que el tal Pedro Sánchez es nieto del carnicero que asoló Zafra y Badajoz, matando a socialistas, y a cualquiera que no les gustara, coronel Castejón.

¿Cómo vamos a tener memoria si algunos hasta lo ocultan bajo la piel de cordero? http://www.ame1.org/miscelanea.asp?idReg=13639

Robin dijo...

Sustancioso comentario, Juli Gan. Aportas datos sumamente interesantes. Ya me parecía a mi en mis tiernas mocedades que detrás de aquel "OTAN, de entrada no" que se transformó en sí rotundo se escondían cosillas inconfesables. Lo de Felipillo no tiene precio. O sí.