CÓMO SOBREVIVIR EN UN ENTORNO SEMIÁRIDO.
APRENDE CON NOSOTROS A USAR LOS RECURSOS BÁSICOS DE LA AUTOSUFICIENCIA.

martes, 13 de enero de 2015

¡LEED A LOS CLASICOS!

¿A que no sabíais que cerca de aquí se libró la batalla de Ilerda entre Julio César y los ejércitos de Pompeyo? ¿A que no sospecháis que tal vez por Flix anduvieron las legiones romanas decidiendo si iban hacia Tarragona o volvían a Lleida, como Chiquito de la Calzada (romana), ante la escasez de agua debido a un bloqueo impuesto por César? ¿Y que ya el gran general romano describía estos paisajes como rocosos, inhóspitos y de mal paso? Pues sí. Y una vez más remarcamos que el pasado nos enseña muchas cosas, y que si nos interesamos en él tendremos bastante aprendido...es por esto por lo que las Humanidades han sido desterradas de los planes de estudio de los modernos sistemas educativos, no sea que los machacas aprendan, tomen conciencia de clase y la lien parda. Hay que leer a los clásicos, porque lejos de ser un peñazo, como algunos propugnan, son una fuente de aventuras y de conocimiento del comportamiento humano. Un regalo de Mikel que resulta apasionante: ya habíamos leído La Guerra de las Galias en nuestro libro electrónico, pero en papel tenemos una joya: La Guerra Civil. en una edición que es reproducción de la primera edición de 1956. de Ambas obras son de Cayo Julio César. Sorprendentes por lo ágiles, claras y objetivas. Y aviso a navegantes: cuando veáis alguna piedra rara en vuestras fincas o encontréis algún resto con apariencia de antigualla, no la uséis para rellenar esponas: miradla con atención y pensad que ellos estuvieron por aquí...

2 comentarios:

Juli Gan dijo...

Y por allá se paseó el general, luego césar, Sergio Galba. (Que lo he leído de Cayo Suetonio, en "vida de los césares"). No sabía yo, me enteré de turismo en Lleida, que Indíbli y Mandonio eran íberos de la capital del Segre. Mira tú cuanta historia. Levantas un pedrusco en Tarragona y te aparecen quince arqueólogos.

Robin dijo...

Uy! Ojalá aparecieran arqueólogos...el problema de Tarragona es que entre la gente del pueblo hay mucho desconocomiento y pasan por pedruscos trozos de historia. Aunque en su favor hay que decir que, como igual te expropian la finca por amor al arte...igual mejor callar y ponerte la estatuilla ibera encima de la chimenea
..