CÓMO SOBREVIVIR EN UN ENTORNO SEMIÁRIDO.
APRENDE CON NOSOTROS A USAR LOS RECURSOS BÁSICOS DE LA AUTOSUFICIENCIA.

lunes, 29 de octubre de 2012

COVA DEL QUICANYO (y III): CRUCES Y FUEGO

Horas y horas merece la visita a este lugar. Horas y horas para mirar detenidamente las señas de las paredes de roca, los rincones escondidos, el suelo lleno de restos, hechos añicos, más aparentes otros. Pero nosotros no estamos tanto rato. Tal vez en otra ocasión podamos dedicarnos más en detalle. De momento, tan sólo como si la cueva quisiera regalarnos un destello de magia, nos encontramos con esta incisión en la roca: sí, tal vez es más imaginación que realidad, pero...una cruz esculpida en el saliente de piedra, rodeada del negro ahumado de un fuego...tal vez.
Volveremos.

9 comentarios:

kingelfoberon oberon dijo...

Sin duda alguna es un lugar que tiene mucho que decir

Robin dijo...

Pues a ver si el próximo día vamos todos, nos quedamos a comer y estamos más rato. No es nada difícil llegar, fíjate que hasta yo, que esta semana pasada he estado Inserso total, que no podía caminar -de verdad- y llegué...a rastras casi pero llegué. Hoy ya estoy mejor, por eso. De los 40 para arriba...en horizontal y ya es mucho... :(

Gorgk dijo...

Robin, tu segundo apellido tiene raíces en la zona de Morella.

DON TODOPODEROSO dijo...

Buenas muchachos. Excelente escenario para realizar algunas fantasías particulares.

Robin dijo...

Buenas a todos, en eso estamos, Gorgk, buscando información al respecto. Creo que tendremos agradables sorpresas...
Hola Don, tú disfrutarás aquí, encontramos una especie de jaula de hierro que te iría que ni al pelo...en verdad es una cosa que se le ponía a las caballerías en las ancas para unirlas al carro...¡pero parece inquisitorial!

Anónimo dijo...

Buenas Robin, soy el "anónimo de hace unos días" (he estado en el pueblo y allí no tengo internet; "esa cosa que se le ponían a las caballerías", en Aragón se llama ( o se llamaba ) "tumbilla" es para proteger los cuartos traseros del animal, del roce de la carga del carro e iba fijo en la madera entre las varas y barandales del carro. Te deseo un magnífico otoño, hasta pronto.

Robin dijo...

Saludos, pues sí, mi marido dice que él había visto de pequeño a las mulas tirar de los carros con este artilugio. Yo no, pero lo he visto en fotos. Gracias por aportar el nombre, eso sí que no lo sabía yo.
Que el otoño nos sea propicio a todos: de momento, está precioso.

kingelfoberon oberon dijo...

Pues a disfrutar de este otoño y de ese entorno tan "especial" del que teneis la suerte de disfrutar.

Robin dijo...

Estoy yo algo revueltita este otoño...con tanto entorno y tanta cosita...tengo al Pepe que está más contento que unas pascuas...mira cómo se rie el tío, lo tengo al ladico...