CÓMO SOBREVIVIR EN UN ENTORNO SEMIÁRIDO.
APRENDE CON NOSOTROS A USAR LOS RECURSOS BÁSICOS DE LA AUTOSUFICIENCIA.

lunes, 8 de octubre de 2012

¿QUIEN ESCUCHA AL ESCUCHADOR?

Tiempos convulsos. La gente necesita ser escuchada. Es tarea para escuchadores. Pero...¿quién escucha al escuchador? Va a ser que...no.
No importa, realmente: el buen escuchador así lo debe llevar aprendido. Es, de hecho, un consejero. Aunque tampoco es eso: la gente que habla al escuchador no busca su consejo, sino que al hablar, la propia persona va deshaciendo el nudo de la madeja que lleva en su mente. Al transformar sus pensamientos en palabra, va desmadejando su proceso mental.
Yo he estado con personas que me han visto dos o tres veces. En estas visitas, -bien viniendo aquí, bien yendo yo a su casa, a comer, tan ricamente, a ver su huerto...- me han explicado tantas otras veces su vida. Yo, activado el modo Punset, apoyo mi cabeza sobre la mano y voy asintiendo de vez en cuando. Aunque reconozco que a la tercera vez, empiezo a pensar en elfos. Pero no dejo de prestar atención. Me he dado cuenta de una cosa: si yo quiero participar en el soliloquio, aportando alguna vivencia personal...el interlocutor no presta la menor atención. Y sigue con su monólogo.
Es por esto que la psicología está tan en auge. De hecho los psicólogos son mayormente escuchadores.
Pero...¿quién escucha al escuchador?
El buen escuchador no necesita ser escuchado. Diluye su pensamiento en el entorno. Se va, paseando solitario, por caminos a través del monte, se interna en el bosque y deja la mente en blanco. Acaricia un árbol, se sienta a los pies de su raíz, tal vez escribe algo en una libreta que lleva con él-algo que nunca verá la luz, ni estará en la red- para finalmente, regresar, caminando, de nuevo a casa.
-Hay quien cobra por eso...
-Sí Xènius, esto vamos a hablarlo tú y yo...si me escuchas, claro...

18 comentarios:

Gorgk dijo...

Siempre fuiste una gran escuchadora. Frente al fuego, con el vasito de moscatel y las castañas. Y luego te ibas a pasear, aunque lloviera, o porque llovía.

kingelfoberon oberon dijo...

Eres una gran consejera espiritual,hablar co.tigo es una gran experiencia

Robin dijo...

Una cosa os diré, y que no suene a prepotente: veo cosas claras, cosas que para otros están ocultas o confusas...yo las veo claras. Tal vez se trate simplemente de sentido común y de que he intentado mantenerme lo más lejos posible de los asuntos humanos. Siempre vi sufrimientos en ellos.

kingelfoberon oberon dijo...

Saber destacarte es lo que te hace especial,gracias a tu sabiduria he allado el camino del que jamas debi salir,supongo que me empujaron fuera y gracias a tu saber hacer lo he retomado en el mejor punto posible.

Anónimo dijo...

Nadie

Robin dijo...

En tu caso kingelfoberon oberon...es que había algo que de verdad me hizo lanzarme sin dudar. Es que lo veía claro...y mira que me arriesgué, pero sabía que Oberón me respondería exactamente lo que me respondió. Es que era...¡evidente! aunque no tenía porqué serlo...en fin.

Robin dijo...

Y sí, efectivamente: nadie escucha al escuchador. ¿Hace falta?

Gorgk dijo...

Sí hace falta, Robin. Hace falta porque a veces el corazón estalla. Tú lo sabes.

Robin dijo...

Que haga falta no significa que sea necesario. Oh, me pierdo en las palabras. Me contesto a mí misma: sí hace falta, pero...no es necesario. Ya he aprendido a prescindir de esto. Me ha costado, pero ahora ya lo sé hacer.

Walkyrya dijo...

Cuando alguien escucha al escuchador ,este deja de serlo y se convierte en hablador o explicador. Gracias por tu ofrecimiento telefonico esta tarde ,eres una gran persona y una gran consejera.

Robin dijo...

A mandar, hombre.
Pero...¿realmente el escuchador quiere hablar? Nadie sabe lo más profundo del escuchador. Ni creo que lo sabrá nunca. Porque, ¿qué sería entonces del misterio de los Otros Mundos? Quedaría desvelado: el velo nunca debe desaparecer.

dontodopoderoso dijo...

Vamos a ver,tal y como van las cosas lo de que te escuchen cuando tu haces un comentario es pedir demasiado puesto que hoy en día la gente va espitosa por todo.Lo que hace falta es que la gente sea más comprensiva y sepa pensar,no echarse los trastos uno al otro,porque luego esto se paga,pues cuando es un caso de necesidad,nadie te atiende sino al contrario,te rehuyen,se van o te dan la razón del tonto,es decir si a todo cuando en realidad no les importa nada en absoluto.Si quieres darte cuenta de la vida que es hoy en dia disfruta los momentos lo mejor posible,porque hay momentos que son irrepetibles. VIVE LA VIDA QUE SON DOS DIAS.

Robin dijo...

Don, estás fatal hoy, ¿escribes con minúsculas? ¿No me ibas a sodomizarrrrr? Ay, hombres...si son unos arrullitos algodonosssss...bueno, no todo el mundo es así como describes a la peñita. Por aquí rondan honrosísimas excepciones...y de valor incalculable. Tienden la mano apenas has pronunciado una palabra. Que no se te olvide nunca jamás lo que otros han hecho por tí.

Robin dijo...

Eso sí: no vale hacer...y luego echarte en cara lo que han hecho por tí...real o en intención...que los hay...

DON TODOPODEROSO dijo...

Cada uno tendrá lo que merezca. En tu caso...arrullos me parece. No eres mujer para pensar solo en cosas materiales ya lo veo y me gusta.

Robin dijo...

¿Ves, Don, como no todo es....y hay más cosas? Aunque tú ya lo sabes pero vas de durillo...no cuela. Eres un peluchón.
Bueno, tampoco nos vamos a poner tontones. Digamos que eres inteligente y sabes ocultar tu sensibilidad detrás de una cierta barrera...franqueable de todas-todas, según mi parecer.

DON TODOPODEROSO dijo...

Mira la penúltima entrada. La primera mujer en mi vida que me hace dudar. Tienes ese honor, Robin.

Robin dijo...

Mira mi comentario en tu blog. Tal vez estemos más cercanos de lo que crees...