CÓMO SOBREVIVIR EN UN ENTORNO SEMIÁRIDO.
APRENDE CON NOSOTROS A USAR LOS RECURSOS BÁSICOS DE LA AUTOSUFICIENCIA.

domingo, 19 de octubre de 2014

CASPE DIEM: CONOCIENDO HISPANIA

Claro claro...es muy bonito criticar sin conocer del todo lo criticado, así que nos hemos propuesto esclarecer hechos con experiencias propias. ¿Qué es eso de que dos habitantes de una República Independiente, con origen en las esquinas de la Península Ibérica (Euskal Herria y Catalònia) hablen malas cosas de Hispania? El lugar, cuna de íberos, ha evolucionado sin duda mucho en los últimos tiempos, así que seguramente estamos equivocados en nuestras críticas y debemos esforzarnos por salir de casa y conocer nuestro entorno y a nuestros aguerridos vecinos. Empezamos pues una ronda ibérica por las Españas. Primera etapa: el Reino de Aragón.
Bien. Pues...empezamos por el paisaje. Qué queréis que os diga...agreste, inhóspito. Poblaciones pequeñas separadas por pequeños Mojaves perlados de edificaciones derrumbadas. Cuanto menos, inquietante. De cuando en cuando, en el horizonte se ven humear las chimeneas de algún complejo químico o similar...perdido en medio de una nada lunar.
Primera parada, Caspe. Se precian estos íberos de habitar en el entorno de lo que ellos denominan El Mar de Aragón, si bien en honor a la verdad diremos que nosotros hemos sido incapaces de atisbarlo ni siquiera desde la altura de un otero al cual nos hemos asomado. Aunque en su favor diremos que tal vez exista, dada la profusión de tiendas en donde venden artículos de pesca y caza. Estos íberos siempre tan belicosos...
Continuamos nuestra exploración yendo al meollo del reino. Cesaraugusta. La verdad es que tenemos la virtud de estar en los lugares adecuados y en los momentos adecuados, así que casi sin pretenderlo acabamos el día del Pilar justo delante de la fachada de la basílica que alberga a la virgen homónima. Si es que somos...a destacar la habilidad de estos íberos en adornarse con coloristas trajes regionales y a pasear con ellos a lo largo y ancho de sus bien cuidadas avenidas. Un espectáculo de luz, color y tradición.
Cesaraugusta nos obsequia con una actividad inusitada: tiendas abiertas, llenas de gente, vitalidad y alegría. Nuestro primer contacto con los íberos es positivo: ¿qué nos deparará el próximo?

2 comentarios:

Juli Gan dijo...

Ayy ese páramo inmenso aragonés. A mí me suena al compromiso de Caspe, donde empezaron los problemas de la corona de Arafón, que, por cierto, es la corona tanto aragonesa como catalana como balear como del Rossellón como de Nápoles, Cerdeña, Sicilia y buena parte del Mediterráneo, así que algo -mucho- con Catalunya ya tiene, por el que entronizaron al primer Trastámara (Otro castellano que viene a joder)en la corona aragonesa. Ya está. Los Trastámara lo jodieron todo, en Castilla y en Aragorn (Hijo de Arathorn). Los reyes católicos eran familia, después de todo.

Robin dijo...

El tema del compromiso caspiano lo tienen muy presente, y eso que el castillito está hueco y medio en ruinas. Aquí para reinona yo, aunque habitante de esta República Independiente sisquellana. Hay que reconocer que mola que te tiren pétalos de rosa a tu paso y que se postren rodilla en tierra. Reina de Aragón...mmmm....