CÓMO SOBREVIVIR EN UN ENTORNO SEMIÁRIDO.
APRENDE CON NOSOTROS A USAR LOS RECURSOS BÁSICOS DE LA AUTOSUFICIENCIA.

viernes, 30 de enero de 2015

MICROBIOTA

Diez elevado a catorce. En peso, unos dos kilos. Viven con nosotros, son parte de nosotros. Las bacterias, hongos y virus que nos acompañan colonizando algunos de nuestros tejidos. Se conocían géneros, especies y estirpes simbiontes, pero el mundo de la ciencia alucina ante los nuevos descubrimientos: estamos acompañados en nuestro viaje vital por más pasajeros de los que creían...
Nuestros pequeños aliens son indispensables. Las últimas investigaciones médicas apuntan hipótesis apasionantes: por ejemplo, que la diabetes sea causada por un mal funcionamiento del páncreas al faltar la interacción con ¡un microorganismo!. Se aboga porque la excesiva asepsia que la modernidad impone ha impedido que los niños hayan interaccionado a edad temprana con los microorganismos necesarios para que, con su colonización, interactúen para hacer de ellos unos seres sanos, estimulando los mecanismos de inmunidad, asociándose al tracto digestivo donde nos ayudan a metabolizar los alimentos...
Microbiota. Dejad que los niños toquen animales, plantas, que gateen por la tierra, que chupen piedras y palitos, que se ensucien...alimentáos con comida no tan limpia, no tan reluciente, no tan...muerta. ¿Y qué si hay tierra en la lechuga del huerto o un gusanito en la manzana? No somos estériles productos de una evolución aislada, sino la interacción sublime de millones de pequeñas vidas que hacen de nosotros lo que somos.
Foto: flora intestinal. Fuente: abc.es

2 comentarios:

Candela G P dijo...

Robín , me encanta esta entrada porque me recuerda los años de mi infancia donde la leche me la tomaba recién ordeñada de la vaca , un poquito de sal y calentita con temperatura del ubre...algún pelillo que se colaba y ummm que rica que estaba. Hoy no quiero ni empezar por lo más simple , los pañales casi vienen esterelizados como el material para quirófano si es que cumple el protocolo. Es normal que los críos tengan dermatitis atópica solo con tener el culo al aire. Uffff , hay que tocar más tierra, caminar descalzo y mojarse con la lluvia... comer fruta fresca recién recolectada y saber lo que es el compost. Temazo esta entrada para debatir. Buenas noches y feliz fin de semana.

Robin dijo...

La crianza de niños se ha transformado en un negocio editorial de revistas satinadas donde se muestra la irrealidad de un entorno idealizado, limpio y reluciente...por supuesto sin animales, que dan alergia...si los padres y madres supieran el flaco favor que le hacen a sus retoños apartándolos del medio natural...qué pena esas leches maternizadas en madres que no quieren dar de mamar porque se estropean los pechos...esos niños encarcelados en cochecitos y a los que no dejan ni caminar, envueltos en abrigos y bufandas...les miras a los ojos al pasar ante ellos y parece que piden ayuda...en fin.