CÓMO SOBREVIVIR EN UN ENTORNO SEMIÁRIDO.
APRENDE CON NOSOTROS A USAR LOS RECURSOS BÁSICOS DE LA AUTOSUFICIENCIA.

jueves, 6 de septiembre de 2012

SABER ENVEJECER

Una situación con la que me estoy encontrando, cada vez más a menudo: la gente mayor no acepta su edad. Hay personas que no reconocen que se hacen viejos.
Sobre todo en personas que siempre han sido muy activas, bien por gusto o por obligación...me doy cuenta de que, a pesar de ser muy entradas en años, no aceptan que sus piernas ya les duelen, que la artritis va apoderándose de sus articulaciones, que ya no pueden realizar los trabajos que antes hacían...y les ves enfadados, no sé si con ellos mismos, con el mundo o, tal vez su fuero más interno, con Dios.
No enseñan a envejecer. El desaforado culto a la eterna juventud en esta sociedad ya desbocada ha provocado esta incongruencia. Aprendamos nosotros de los viejos -sí, viejos- y disfrutemos de nuestros años de bonanza, porque tiempo vendrá en que seremos viejos también. Seamos conscientes.

7 comentarios:

Eulàlia dijo...

Soy consciente ...pero hoy mismo he hablado de esto con una señora ya anciana que era vecina mia en Sabadell...ella me comentaba que es muy duro tener que pedir ayuda ,depender de otra persona......yo la escuchaba ....y he pensado que tenia razon....toda la vida independientes...tener que llevar ser dependiente de otra persona debe ser duro.....
Un abrazo a todos los viejitos y viejitas que al fin y al cabo ellos poseen la sabiduria de toda una vida....

Candela dijo...

Me gusta esta entrada porque es un tema que por el río ...los años pasan y nuestro cuerpo cambia , hasta nuestros pensamientos cambian, vemos las cosas de otra manera , ni mejor o peor pero si de otra manera. Yo llamo a este cambio " madurez " y el que no madura se queda verde , pocho y se cae . El ciclo vital es inevitable pero es cierto que la sociedad nos condiciona ciertas cosas que es vivir en el mundo " yupi " y esto tarde o temprano se acaba o te derrota. Mer encanta el proceso de madurar y vivir plenamente mi ciclo. Besosssss













Robin dijo...

En el mundo rural la presencia del hecho de envejecer es más patente: hay personas que han trabajado desde muy jóvenes, y ahora, relativamente en la madurez aún, muchas veces a uno o dos años de jubilarse, se encuentran físicamente muy abatidos. Y sí, se enfadan, y con razón. Muchos dejaron el colegio cuando aún eran niños para ir a labrar, a trabajar a jornal para otros, a hacer de paletas...tal vez los tiempos pasados, después de todo, no fueron mejores...bueno, como siempre, para unos sí y para otros no. Todo relativo, como siempre.

Gorgk dijo...

Las personas con problemas de movilidad sufren una vejez prematura. Al principio el mundo se hunde, piensas que es mejor morir que seguir. Pero hay horizontes que, si se tiene paciencia, se consiguen. Auténticas maravillas.
La vejez ya es un proceso que nadie conoceremos en profundidad hasta que el camino nos lleve a ello.

Robin dijo...

Sí, y es algo inevitable. Ni tratamiento anti-aging ni leches.
Carpe diem un poquito...
Sobre los horizontes...sí, vale la pena, siempre y cuando las potencialidades se transformen en algo tangible. Y magia aquí no nos falta, ¿eh, cofrades?

Eulàlia dijo...

Carpe-diem....siempre

Robin dijo...

Carpe diem, carpe nochem y carpe qui pugui...
No me hagáis caso que hoy estoy desatada...¡tenemos más nacimientos! ¡Ese muchacho, que los engendra a pares...y esas madres gestantes que paren ya como si nada...flups, y fuera dos nuevos cabritillos de Morita!