CÓMO SOBREVIVIR EN UN ENTORNO SEMIÁRIDO.
APRENDE CON NOSOTROS A USAR LOS RECURSOS BÁSICOS DE LA AUTOSUFICIENCIA.

jueves, 5 de enero de 2012

EL GRAN TABÚ

Veo que el tema de la muerte es el Gran Tabú.
No porque sea sorprendente que alguien hable así abiertamente de ello. Ya, ya sé que es raro. Todos huímos de ella, siempre.
Pero se me dice que la idea de querer morir lleva consigo cobardía, falta de valor, síntomas de depresión. Eso no es verdad.
Cansancio, sí. Eso es lo que hace pensar en la muerte. Bien dicen que es el reposo eterno.
Si será la cosa que hasta un seguidor se ha dado de baja...
Uy qué yuyu...
El otro día explicaron en la radio la historia de una chica de veintitantos años que, ante la imposibilidad de conseguir trabajo después de presentarse a varias entrevistas, se mató. La gente la machacó, pobreta: que si cobarde, que si la sociedad actual genera seres débiles sin tolerancia a la frustación...encima de muertita, machacada.
A mí no me pareció ni una buena ni una mala elección, simplemente porque todos, todos nosotros carecemos de la experiencia de ese ser. ¿Qué viviría, qué le habrá pasado, para tomar esa decisión en la flor de la vida?
En la COPE, ante el alud de suicidios que la situación económica está causando, pontifican que el ser humano no es dueño de su vida, que ésta pertenece a Dios y que todos estamos aquí porque Dios nos ha amado y somos el producto de un deseo de Dios. Excelente argumento. No está nada mal. Pero por el mismo motivo, el querer acercarnos a Su seno más rápidamente debería ser objeto de bendición.
En fin. Creo que he cometido un error al hablar sobre esto. Supongo que, como siempre, me equivoco al escribir en un lugar que sé que será leído, en lugar de hacerlo en un documento de word. Es la costumbre.
No sé. De todas maneras, decirle al anónimo misterioso que esta mañana, mientras triscaba monte para ir a buscar la colmena abandonada, he empezado a comprender lo que dice en toda su profundidad. Nos pesa la carnalidad, lo material: tenemos miedo a perder lo que tenemos, y es esto lo que nos hace débiles. Porque tenemos miedo a tener deudas, y que nos embarguen, y nos quiten la casa, y la tierra...ESTE ES MI GRAN PUNTO DEBIL, y sabemos que por cualquier mínimo error, eso puede ser así. Pero si no tuviera nada, nada tendría que temer...si durmiera bajo un aprisco, con el rebaño para darme calor, y la estufita de leña como todo mueble, nada tendría que temer.
Ojo, que nos acercamos no ya al concepto de autosuficiencia, sino al de supervivencia extrema. No descartable.

15 comentarios:

albertopo dijo...

Claro hablas de la COPE, Dios es una m.. no existe, yo hace mucho que deje de creen en el, y respeto al que lo haga, si tu tienes un hijo, le puedes dar un capón para que aprenda, pero apretarle tanto que se asfixie , ni de coña. La muerte es tabu porque no la controlamos, si tu vas de viaje controlas lo que hay , a donde voy, que quiero ver, hay imprevistos, pero no son importante. Lo que dices de perder las cosas materiales, si en vez del trabajo, pierdes la salud, que te va a importar el trabajo? te preocuparias por tu salud y lo demas vendria despues.
Asi estamos que hay que salvar todo bicho viviente, y es dificil hablar de ello, personas terminales que hay que mantenerlos vivos cueste lo que cueste, alguien se ha preguntado si quieren seguir asi? en la naturaleza ya estarian muertos, no podrian sobrevivir. Pero ojo donde dices esto, sino excomunión por lo menos.
Y el suicidio algo cobarde, al contrario, quien tiene huevos de suicidarse no es cobarde, tienes que tener los arrestos bien puestos para hacerlo, no es tan facil.

robin dijo...

Hay una antigua civilización precolombina, no recuerdo si son mayas o aztecas, en donde la gente que se suididaba era honrada especialmente, pues pensaban que eran unos valientes.
Todos hablamos de la salud como el gran bien. Pero Albertopo: ¿cuántos podríamos resistir un embargo de una casa, un negocio, la tierra, y quedarte en la calle sin nada? ES MI GRAN MIEDO.
Si yo tuviera un trabajo, un negocio, no temería, pues sé que si un mes hay un gran traspiés, podré recuperarme más adelante. Pero mis ahorros, albertopo, si me los roban, ¡no tengo nada más! Y ahora ya es inútil buscar trabajo, el sistema sólo quiere carne fresca y manejable: mira los minijobs que vienen...
Héroes son para mí las personas que están pasando por pérdidas de ahorros, de casa, de trabajo: tanto los que deciden resistir y seguir, a ver qué pasa, como los que deciden acabar. Pero esos son héroes. En la grandeza de la miseria.

Mordred dijo...

El miedo, mental, es básicamente al dolor, y la perdida propia de los seres queridos, o de que sabes lo mal que lo van a pasar un tiempo.
Luego los "dogmas" que recibes de tu entorno cultural.
Se hace difícil para nuestro mental asumir la propia autoextición como entidad individual.
Mirad sinó los bonzos, que pueden autoimmolarse por un ofrecimiento a la comunidad.
Algo parecido al que pierde la vida sacrificándola por sus semejantes, bomberos, pongamos el caso.
Evidentemente, el agotamiento, sea físico, emocional o mental (suelen ser los tres a la vez), te acerca al fin.
Hay muchos elementos que analizar.
Y, naturalmente, el instinto de supervivéncia. Eso es genético.
Muchos personajes conocidos, famosos, han optado por la propia autodeterminación del final.
Muy recientemente el ex-sacerdote y luchador antifascista y por los derechos humanos, Lluís Ma. Xirinachs, hizo su último paseo por el bosque.
Ser de extrema conciencia, eligió donde y cuando partir.
Lo cual hace pensar que no sólo és una opción válida para seres atormentados, sino que lo puede ser para seres con una alta conciencia y comprnsion de la realidat, esta, y la otra que sintamos.
Yo siempre respetaré la propia eutanasia libre.
Lo que hay que ser discreto y saber elegir.
El cordón de plata necesita un cuchillo especial para cortarlo.
A mi me encanta hablar de la muerte.
Es un tabú y hay que haber prescindido de los implantes culturales para hablar tranquilamente de el.
Y en nuestra sociedad hemos recibido altas dosis de alienación.
Como dijo no se quien, un amigo és al mejor psicólogo que puedas encontrar.
Y la mejor ayuda muchas veces.
Sobre todo si comparte camino contigo.
La vida es algo increíble, maravillosa y dura. No dudo que la muerte también lo puede ser. Pero, no hace falta tener prisa por trascender.
Ya llegará el momento.
Disculpad el tostón!

Anónimo dijo...

No es un toston y no permito que lo digas...muy justo y necesario lo que escribes...

Que bueno poder escuchar hablar de este tabu, sea correcto o no lo que se diga.

Me parece que lo importante es desnudarse para ver las entretelas que llevasmos y dejar que se nos airen, que falta nos hace...

Aplaudo esos comentarios y abogo por la libertad para hablar de la muerte o culaquier otro tema, que si lo guardamos parece tremendamente grande e individual...pero cuando lo aireamos...Mare!! cuan parecidos somos todos carnales!!!

Siempre que se sea sincero, eso es poesia y valido...sea lo que sea que se diga...

Ademas la sinceridad siempre va acompañada de cierta dosis de duda y aperturismo, algo de inconformismo y huele a libertad que da gusto...

Animo ( A (no) nimo )

robin dijo...

Muy bueno, pero que muy bueno, lo de A(no)nimo...buenisimo, ¡glorioso!
Acabo de hacer una cosa que, si la pongo aquí, ya me queman en la hoguera. Solo me atrevo a confesároslo a los dos jefes, (o es que veo doble)...
María, Marianeta, qué dulce tu sabor...eres como aroma de incienso...ay Señor, la muerte, la muerte...calaveritas en las fiestas mexicanas, colgando de las tumbitas de los cementerios...

robin dijo...

Os voy a explicar una cosa que pasó hace unos años. Es un poco larga, pero bueno.
Cuando hubo aquel temporal horrible que destrozó los bosques de media Catalunya, en nuestra parcela cayeron todos los árboles. Justo ese año, como no pasaba nada, decidí que no tendríamos seguro de la casa. Bien.
Los árboles rompieron casi todo el jardín. Lo peor, que cayeron sobre la valla del vecino. Se formó la intemerata. Un árbol casi aplasta a mi marido. Gracias a la gestión inmediata de Josep, conseguimos que un amigo nuestro nos hiciera un seguro en ese mismo momento. Ya nos dijo que era como favor personalísimo.
Después de días y días de limpiar, cortar con la motosierra, sin luz, porque se rompió todo el tendido eléctrico, todo...llegó el último árbol que limpiar, y ya estaba todo. Justo cuando acabé, dejé la motosierra en el suelo. Y entonces,-mirad que había habido días de lucha-, entonces el corazón se me desbocó. Y mientras caía de rodillas, el único pensamiento fue: Dios mío, los animales, Josep, cuida los animales...
vino la ambulancia y me llevaron. Analíticas, electrocardiograma...todo bien. Pero yo vi la muerte. Crei que era mi hora.
No sé. La gente huye del tema.

Anónimo dijo...

Yo he creido verla unas cuantas veces...pero es de esas relaciones que o son o no son...que sera!! que sera?? pero simpre me dice haz lo que tienes que hacer y ven a mi tranquilo y en paz...

Morir a cada momento, dejar atras la carga, la posesion, la permanencia y la identificacion con lo que no somos...Eso es morir y eso es eterno...

No se quien lo dijo pero tenia razon..."...si algo no puede tomarse con humor, es que no es suficientemente serio..."

Que bello, verdad...?

Transformare el termino anonimo en un nombre propio...al tiempo...

robin dijo...

Seguro que fue Groucho Marx. El que lo dijo.
Esta sobremesa hemos tenido una tertulia de categoría sobre el tema. Extrañamente, mi marido no se pone histérico cuando le hablo del tema: es curiosísimo, se puede hablar con él sin histerismos...se enfada un poco cuando le digo que así quedará buen mozo libre...me abraza tan fuerte...pero me entiende. Pues ahí va otra de muerte:
Cuando nos conocimos, yo estaba con otro hombre. Pero no teníamos caracteres adecuados. Y entonces, apareció Josep y...en fin.
Una tarde, Josep y yo nos fuimos a pasear a través del monte. No llevábamos móviles. Y hablando de que yo me sentía atraída hacia él, pero no me atrevía a decírselo al hombre con el que estaba...Josep se puso blanco, pálido como la luna, que estaba llena, y se cayó al suelo. Yo me quedé allí, llamándolo: no reaccionaba. Entonces miré a la luna y le dije: ayudame, dama Pálida, y conseguí levantarle, y medio desmayado pude hacerle caminar hasta la casa de mis padres...tuvimos que pasar la noche en el hospital, un amago de angina de pecho...
Ahí sí que rozó el larguero...

Anónimo dijo...

Seguramente sea de groucho, de el tambien me gusta la de :"...nunca formaria parte de un club que aceptara socios como yo..."

Y dicen que en su epitafio pone:..."...perdonen que no me levante..."

El humor...tan importante...no en vano la novela " del nombre de la rosa" trata de como ocultan un libro inocensivo aparentemente, pero que trata nada mas y nada menos que..."sobre la risa" de Aristoteles...

Cuantos monjes vestidos de paisano intentan robarnosla hoy, por que ellos ya han dejado que se la roben...

Hay que morir sonriendo, sino no es morir...

Mordred dijo...

Bueno, bueno, bueno.
Esperemos que los magos de oriente nos orienten. ;-)
Con este cielo y esta Luna... algo esta pasando!
Si os cuento el día os morís todos, de risa.
Le he dicho a mi hija "Ahogado en un vaso de agua, y ella me ha contestado "Ahogado en un water"
Y es que de wc's iba el tema. Se me ha roto la descarga, etc, etc, etc.
Por si acaso veis alguna estrella especial y os da fuerte, seguidla!
Algo de luz os dará.
Muy buena tu filología anónimo!
Pero no me riñas por una ironía más, o menos. (ironia)
Gracias a todos por existir!

robin dijo...

¡¡¡SI SEÑORES, ESTOS SON MIS CHICOS DE SHERWOOD!!! QUE LOS DIOSES OS BENDIGAN, ME CAGO EN LA LECHE...

Anónimo dijo...

¡¡¡¡¡¡YO TAMBIEN ME CAGO EN LA LECHE!!!!!...perdon...uppssss...me deje llevar por la euforia...

robin dijo...

Bueno, amigos, que sepáis que...no tenemos leche...Morita está preñada otra vez (este Peque es un monstruo de lujuria) y está en fase de alimentación del fetillo...así que nos tendremos que "cagar" en otra cosa... ;)

a1 dijo...

cobardia es seguir haciendo lo mismo dia tras dia sin tener esperanza de ser feliz solo por miedo a fallar y ser juzgado.

Yo, y muchos muchos como yo, creo que dar los medios a alguien que no sea vivir para acabar con su vida es caridad cristiana (si no tiene responsabilidades...si lo hace para huir de cuidar a 4 hijos como que no).
La esperanza de vida es cada vez mayor y el mundo esta superpoblado, la esperanza de vida deberia valernos para llegar a una edad x en un estado maravilloso y se acabo no para llegar a los 80 de vicio y luego vivir otros 10-15-20 años en una silla de ruedas sin poder movernos, sintiendonos una carga y sin ser capaces siquiera de reconocer a nuestras familias (o nosotros mismos). Al que quiera morir deberia darsele los medios y dejar de estigmatizarlo, es caridad cristiana y ademas nos libra de un problema a todos.

Yo he visto como se obligaba a vivir a mi abuela mas de lo humanamente soportable cuando ya su hora habia llegado y ya no VIVIA y es cruel, y si alguien mas joven cree que ha llegado tambien a ese punto... pues quien somos nosotros para obligarle a nada? y si somos unos cabrones economistas: ponerle los medios es asegurarse de que no falle y se quede siendo una carga para el estado... y ahorro de psicologos y reduccion de alcoholicos suicidandose en la carretera... todo ventajas.

robin dijo...

Pienso que realmente, llegar a un punto en que pensar en la muerte nos llama es un toque de atención. Pero más valor debe tener una persona para quitarse la vida: ni yo y pienso que ni nadie tiene el poder de juzgar una decisión así. El grado de sufrimiento que tenía que padecer esa persona sólo lo sabe ella.
La vida es el don más preciado...o puede ser la carga más dura.
Luego...el descanso eterno. A cada uno su elección.