jueves, 19 de enero de 2012

MADROÑO EN FLOR

Magnífica está la floración de los madroños este año. Cuelgan, como campanitas globulosas, las flores blanquecinas y opalescentes. Haría falta, como casi siempre por aquí, que lloviera un poco: la tierra está ya reseca en la superficie. Pero bueno, ya después de la sequía de este verano, he descubierto que la naturaleza se cuida ella solita y que después de todo, lo que pensemos o hagamos en La Sisquella tampoco va a solucionar gran cosa. Así que nos alegraremos la vista con esta vitalidad vegetal, que es siempre signo de futuras fecundidades.

2 comentarios:

Bloomquist dijo...

Cireretes de pastor!
mmmmm, a la tardor.

robin dijo...

Alto contenido en alcoholes. Borrachitos, les llaman por ahí...
si es que el que sabe, sabe, y se come los madroños...
A mí no me gustan... :(