CÓMO SOBREVIVIR EN UN ENTORNO SEMIÁRIDO.
APRENDE CON NOSOTROS A USAR LOS RECURSOS BÁSICOS DE LA AUTOSUFICIENCIA.

sábado, 28 de enero de 2012

LA VERDADERA ANALGESIA

Hace varios días que tengo dolor en las cervicales. Tal vez una mala postura al dormir, algún mal gesto...duele.
Le pido a él que me haga una friega: no con alcohol de romero, hace frío y el líquido está helado; sí, con un poco de ungüento, que, aceitoso de oliva y suave de cera de panal, se calienta en la piel y hace que sus manos resbalen.
Tiene las manos encallecidas de tanto trabajar; raspan. Sus dedos no son delicados, aprieta. No sabe medir bien sus fuerzas mi niño...
Pero, ¿sabéis? He descubierto hace mucho, mucho tiempo, que no tan sólo son los principios activos, las plantas, las medicinas, las que curan; es el tacto del otro, la atención que te dedica mientas se ocupa de tí, el calor que desprenden sus manos al acariciar la piel. Ésa es la analgesia: el tacto, el calor, el hacer fluir las energías, las moléculas.
Él no lo sabe: tampoco se lo explico, no le interesan esas cosas. Pero se lo agradezco, no sabe bien cómo, y le doy un beso. Eso también es un fluir de energía. De amor.

7 comentarios:

Bloomquist dijo...

Esto es, ha sido, y será así.
No entiendo como el masaje no se enseña en secundaria. O se imparten clases gratuitas y obligatorias.
Y es más importante a medida que te haces más mayor. Cualquier mano vale, solo que sepa poner presión o caricia cuando toque.
El masaje és un acto amoroso tan grande, o mayor que el acto sexual, que viene a ser una variedad más de masaje.

Bloomquist dijo...

Yo también estoy de acuerdo contigo A(no)n.
Suerte tiene quien tiene quien dar-le caricias y pases y presiones y de todo.
Lo que no abunda.
Pero siempre hay buenos profesionales que también te pueden aliviar y recomponer un poco ese cuerpo-mente-alma.
Que todo va en un pack.
El problema, dímelo a mi, es encontrarlos.
Como siempre, una cosa es buscar, otra encontrar.
Por cierto, yo simplemente te llamaría "friccionante amigo del alma"
Je, je. Y ya se sabe, "quien bien te quiere...." ;-)

robin dijo...

Ay...sanar no sé si sanará...pero...es una maravilla...
Por cierto, se me ocurre una idea: ¿no habéis pensado...daros masajitos uno a otro? Yo os veo ideales....:))))))))))
ES BROMA.

Bloomquist dijo...

Yo soy muy bueno en eso.
Lo que, no me desplazo.
Ni me comercializo.
Si te contara de los efectos.... te reirías un montón.
Aunque mis manos ya no tienen ni la calidad ni la fuerza que tenían.
Bueno, algo suple la experiencia.
Mi próximo proyecto es probar los masajes chinos. Evidentemente sin el tópico del "final feliz" que se les atribuye.
Pero, hasta que no cobre, las arcas están vacías y con agujeros.
Lo que, no me sienta mal la melena. Esa peluquera que tanto se rie conmigo, tendrá que esperar también.
Insha'Allah

robin dijo...

Yo, una vez más, siguiendo mi destino de austeridad y desertización del alma que me ha perseguido siempre, jamás he disfrutado de un masaje dado por alguien con conocimiento de causa. Eso sí que es Insha´Allah.
Karma es Karma.
Sequedad, desierto y soledad.
Eremita. Como fue, es y será.

a(no)nimo dijo...

Escucha el ney (flauta de caña), y la historia que cuenta,
como canta acerca de la separación:

Desde que me cortaron del cañaveral,
mi lamento ha hecho llorar a hombres y mujeres.

Deseo hallar un corazón desgarrado por la separación,
para hablarle del dolor del anhelo.

Todo el que se ha alejado de su origen,
añora el instante de la unión.

[...]

Cuando la rosa se haya ido y el jardín esté marchito,
no podrás escuchar más la canción del ruiseñor.

El Amado lo es todo; el amante apenas un velo.

El Amado está viviendo; el amante es una cosa muerta.

Ama las voluntades de lo que traen estas palabras.

[...]

Le pregunté al ney :
¿de qué te lamentas?
¿cómo puedes gemir sin poseer lengua?

El ney respondió:
Me han separado del cañaveral
y ya no puedo vivir sin gemir y lamentarme...

Del poeta Rumí...

Bloomquist dijo...

Chapeau Rumi!
Allah l'Aqbar