viernes, 30 de diciembre de 2011

PAISAJE





Un poco más allá, en la vertiente de Vinebre, el paisaje nos permite la observación de un bosque mediterráneo sin alteraciones. A primera hora de la mañana, con el rebaño, vamos hacia el cocún cubierto. Y el sol joven nos dora los montes, que exhalan una suave bruma, la sublimación de la escarcha. O el vaho vaporoso de las hadas...

2 comentarios:

mensh dijo...

Gracias por la panorámica, robin.
Es espectacular.
Acabo de leer que tienes un "blog amargo".
No te digo que lo vaya a buscar, pero si por casualidad llegase a hacerlo, espero no leer nada negativo sobre el entorno, porque no me lo creeré.
Salut.

robin dijo...

¡Oh, no es nada grave, Mensh!Está dedicado a expresar sentimientos digamos que más filosóficos en el sentido de encontrar una manera de expresar cómo nos sentimos ante conceptos como la tribu, la sociedad actual y sus imposiciones, análisis de determinadas reacciones frente a problemas diversos del individuo frente a la sociedad...pequeños rolletes míos. No es exactamente amargo, es filosófico y por lo tanto...sí, la palabra no es amargo, es árido y personal, árido en cuando son oonceptos que tal vez no se entiendan a la primera por ser parte de un lenguaje más...digamos que individual. Pero amargo no es, la última entrada se titula CIEN MIL BESOS...