lunes, 8 de agosto de 2011

CLUB TROPICANA



Bueno, bueno, muchachitos de Sherwood...hay un antiguo dicho que reza así: ten cuidado con lo que pides, pues te puede ser concedido...

Se ve que yo en el fondo de mi ser escondía el deseo inconfesado de tener cañamones, a pesar de que en una entrada anterior puse verde a la pobre planta (nunca mejor dicho). Justo es decir que un amigo me dejó unos cuantos cañamones hace tiempo, pero el intento por hacerlos germinar fracasó en dos ocasiones. Y éte aquí que me hacen llegar un buen puñadito de estas díscolas semillas. Que quede bien claro que yo estas plantas ni me las fumo ni me las como, pero considero que es una bonita planta ornamental.

Por otra parte, otro buen amigo comparte con nosotros unas semillas interesantísimas de origen ultramarino. De igual manera, consigo unos valiosísimos esquejes de aromáticas con enjundia. Inmediatamente me pongo manos a los semilleros, porque esto promete.

¡Qué contenta estoy!...

Esta mañana pensaba yo cómo sería vivir en las islas Marquesas. Pero pienso que tal vez no haga falta preguntarlo: ¡hagamos unas islas Marquesas para nosotros! Club Tropicana...


En la foto, un exuberante rincón cercano a la finca. Podemos transformar un secanar en un vergel...

4 comentarios:

Nimbus dijo...

Niña, se acercan las Perseidas.
Máximo: 13 de agosto.
Radiante: alfa 048 Delta +58
Saludos de nuestro amigo SWIFT-TUTTLE.

robin dijo...

¡Hola Nimbus! Ultimamente las Perseidas están bastante amuermadas. Los últimos años ni las hemos salido a ver. Se veía una cada setenta años aproximadamente. Swift-Tuttle está en las últimas. La lluvia de Perseidas más bonita que he visto nunca fue hace muchos años en Peñíscola. Era un cine al aire libre, y la gente dejó de ver la película porque era una lluvia continua de pequeños meteoros, pero una lluvia de verdad...fue espectacular. Nunca más he visto una así.

Nimbus dijo...

¿Cómo andamos de óptica?

robin dijo...

La propia está hecha unos zorros. Veo menos que un pescao frito. La auxiliar son unos prismáticos que le compré a un rumano o albano-kosovar, no sé exactamente. Ciudadano del Este, en todo caso. Supongo que eran "extraviados". Para ver la luna, van bien. Pero no más. Hace años me quería comprar un telescopio, pero dudé entre telescopio y caballo...y me compré el caballo. En fin...