jueves, 11 de agosto de 2011

PRECOCIDADES VEGETALES




Qué barbaridad, qué fuerte que va la cosa...puse unos cuantos cañamoncitos en remojo durante unas horas, los planté acto seguido en una maceta bien regadita...y ya tengo mis retoños emergentes. Qué vitalidad...
Por cierto, que también tengo un esqueje muy especial. No había dicho nada por si no medraba, pero sí:¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ tengo mi plantita de Stevia¡¡¡¡¡¡¡¡¡
No sé porqué me emociono tanto, porque yo no tomo azúcar...y ya veremos, porque me parece que el uso de la dulce plantita no es tan sencillo como pudiera parecer. No sé qué se tendrá que hacer para endulzar un café con leche...y para hacer pastelitos...¿se ponen trozos de hoja picada en la masa? Todo lo iremos averiguando, poco a poco, muchachitos de Sherwood...de momento, dejemos que la dulce plantita prospere y crezca fuerte, antes de empezar a arrancarle hojitas.

Por cierto, hay información sobre el uso de la Stevia en el blog de Alberto. Finca El Celemín.

2 comentarios:

mare-renasci dijo...

ole!

si para usarla, dejar secar las hojas y machacar bien machacadita

robin dijo...

Vale, para los cafés de Josep irá bien. Porque el "señor azúcar" se pone mucha cantidad. A ver qué sabor hará la stevia...espero que le guste.
Gracias, Mare.