martes, 9 de agosto de 2011

EXCURSION AL LAGO










Esta vez la pandilla cabruna no nos puede acompañar, porque hemos ido a ver el lago de La Palma d´Ebre. Ya hemos tenido bastante con llevar la peñita perruna, que son malignos de narices y se lanzan sobre todo bicho viviente. Incluídos ancianitos y niños.

El embalse es artificial. Pero tiene el encanto extraño de no parecerlo: parece en verdad un lago. La zona que lo rodea está marcada por la presencia de vegetación de ribera; incluso crecen en abundancia unos pequeños tamarindos, supongo que por la presencia de algunos árboles mayores plantados como ornamentales.

Empezamos a bordear el lago, pues lago lo llamaré a partir de ahora. Está cercano el ocaso, y el sol tiene esa luminosidad anaranjada que contrasta con el azul del cielo reflejado en las aguas.

Hacía tanto tiempo que no oía el ruido del agua en una orilla...las pequeñas olas rematando en la tierra roja del margen; los pececillos nadando cerca; algunas aves sobrevolando el agua, levemente ondulada por una deliciosa brisa de levante.

Los perros han disfrutado de lo lindo; en especial Troya, que está como una cabra, y a la que el agua vuelve loca. Y Boli, el caniche, que como buen perro de aguas que es, no duda en mojarse y revolcarse en la arena. Luego tiene que subir al coche...suerte tiene que no somos ecopijos.

Y al final, cuando ya casi no se veía, bordeando el lago de vuelta, os prometo que se oía, como si saliera del fondo del lago, un extraño sonido, como un susurro de voces de mujer, ¿ondinas?

No había nadie por allí...nadie humano, se entiende...

7 comentarios:

Eulàlia dijo...

Si ya te digo yo que el lugar tiene encanto...........ya lo tenia antes que lo inundaran......pues ahora mas........

robin dijo...

¿Y qué había antes de que lo inundaran? Misterios sobre misterios...

Eulàlia dijo...

Que yo recuerde tierras y quizas algun maset......lo que si recuerdo es haber ido mas alla del Pi echa una ojeada y volver......

robin dijo...

A nosotros lo que nos limita es tener que llevar a los perros siempre. Pero es que son tan rabiosetes...el tema es que yo, por supuesto, estoy deseando comprobar qué se nota ahí con una noche de luna llena...y ya falta poco. Pero los perros son un coñazo y no dejan sitio para sutilezas. Pero no es descartable que una de estas noches estemos rondando el lago, a ver qué se ve y qué se oye. El lugar es muy muy sugerente, y tiene una energía muy especial.
Por otra parte hay que decir en favor de los amigos caninos que su presencia espanta a yonkis y demás perlas; de algún sustillo me han salvado, no te creas...Kira asusta ala gente, y con razón.

Eulàlia dijo...

Luna llena.....el lago bucolico.....sin perros.....viento suave.....noche estrellada.....ummmmm eso mas que a ir de cazafantasmas me suena a paseo romantico con tu maridin......jejjejej si vas a investigar llevate a los perros si no....
Y contra los Yonkis un super palo de esos que se llaman quita manias tambien te podria funcionar que la pobre Troya no tiene porque comer segun que carne que le podria sentar mal ,pobrecita....

robin dijo...

Uy.....ir a investigar misterios con mi maridín es imposible: ¡le da yuyu! Yo, saltando tapias de cementerios, metiéndome en mansiones abandonadas...y él lo miras y con los ojos muy abiertos, va diciendo: marxem, marxem, que no m´agrada, no m´agrada...jua jua jua...

Eulàlia dijo...

Jjajajja que grafico....como si os viera!!!